El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 6°C
Internas

Se posterga la reunión de la Mesa Nacional de JXC a la espera de la elección en la UCR

Este viernes la UCR votará a sus autoridades en un contexto marcada por tensiones entre sus integrantes

Mesa Nacional de Juntos por el Cambio.
Mesa Nacional de Juntos por el Cambio. -
14 diciembre de 2021

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio (JxC), que tenía previsto reunirse mañana, finalmente lo haría la semana próxima. La coalición resolvió que sería mejor esperar a que la UCR elija a sus autoridades partidarias este viernes, en especial luego de la interna que surgió dentro del espacio en las últimas semanas.

La cita estaba fijada para el 15 de diciembre, aunque desde distintos sectores se impulsaba su postergación, al considerar que el radicalismo debía primero terminar de definir sus autoridades del Comité Nacional.

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio es el órgano de conducción política del espacio opositor que agrupa a sus principales referentes, a los presidentes de los partidos y a las autoridades parlamentarias.

Tras los comicios del 14 de noviembre pasado, distintas voces, entre ellas la titular del PRO, Patricia Bullrich, plantearon que la Mesa debía ser reformada para adaptarla a la realidad surgida de las urnas. Una de las posibles incorporaciones a la Mesa es el radical Rodrigo de Loredo, quien es el titular del nuevo bloque UCR-Evolución en Diputados, surgido tras el quiebre de la bancada radical que preside Mario Negri.

Otra de las ganadoras de los comicios legislativos, la santafesina Carolina Losada, también podría sumarse al espacio de conducción desde su rol de nueva Vicepresidenta del Senado.

Entre los principales integrantes de la Mesa se cuentan el expresidente Mauricio Macri; la exgobernadora y actual diputada María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y los gobernadores Gustavo Valdés y Gerardo Morales, entre otros.

Elección de autoridades de la UCR

Noventa y cuatro delegados de la UCR tendrán en sus manos la decisión de definir el  viernes quién regirá los destinos del partido en reemplazo de Alfredo Cornejo, en unos comicios internos cargados de tensión, donde Gerardo Morales aparece como favorito, y donde el sector minoritario podría presentar impugnaciones judiciales.

Un total de 102 delegados conforman el total de representantes para elegir al nuevo titular del Comité Nacional, con sede en la calle Alsina. Estos surgen de multiplicar los 24 distritos del país por cuatro delegados cada uno, lo que da un total de 96, a lo que hay que sumar dos representantes de la juventud, dos de los trabajadores radicales y dos de Franja Morada. Sin embargo, quienes están en condiciones de emitir su voto son 94, ya que al total de 102 hay que restarle 8 delegados, correspondientes a las provincias donde el partido está intervenido: Santiago del Estero y Tucumán.

Morales es el único candidato firme para alzarse con la conducción partidaria, ya que tiene asegurados 60 de los 94 delegados. En este ámbito se duplicará la pelea que ya se dio por los bloques parlamentarios, y enfrente de Morales y los suyos está el sector referenciado en Enrique “Coti” Nosiglia, Martín Lousteau, Emiliano Yacobitti y Rodrigo de Loredo, el cordobés que conduce el nuevo bloque surgido tras el quiebre de la UCR en Diputados.

En este sentido, quien aparece como candidato del sector minoritario es el senador Martín Lousteau, quien contaría con unos 30 delegados.

Con el clima de tensión interna en el radicalismo, es poco probable que se logre una lista de unidad, tal como proponía el actual titular partidario, Alfredo Cornejo. Esto llevaría a una puja donde Morales tiene las de ganar por cantidad de delegados, pero donde el sector minoritario podría plantear impugnaciones, incluso ante la Justicia.

Además de las dos provincias intervenidas, que son Santiago del Estero y Tucumán, desde el sector de Lousteau argumentan que hay otros distritos donde los delegados tienen mandatos vencidos, como Santa Cruz y Formosa, y el caso de la provincia de Buenos Aires, donde la cuestión ya fue judicializada.

Desde el sector de Morales, en tanto, brindan argumentos jurídicos para defender que los títulos de los delegados son válidos y que si el jujeño resulta electo tendrá toda la validez que le otorgan las normas internas del partido. Como ejemplo, dicen que “Santiago del Estero está intervenido y no tiene representación, lo mismo que Tucumán. Pero ellos (el sector de Lousteau) hicieron valer un acta de prórroga de mandato en el caso de Tucumán para la reciente elección de la Juventud Radical”.

Asimismo, argumentan que una ley del Congreso Nacional prorrogó los mandatos de las autoridades partidarias a raíz del Covid-19, por lo cual los mandatos vencidos en algunos distritos tendrían vigencia.

Cada uno de los sectores expone sus argumentos, pero a esta altura lo que está claro es que la elección del viernes promete otro escenario intenso tras la pelea entre Morales y Lousteau de la semana pasada, donde volaron vasos e insultos.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés