El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 14°C
Elecciones de 2023

“No es momento de hablar de candidaturas” (pero sí de armarlas)

Hay varios candidatos en la oposición y, ahora, en el FdT no se descarta que Fernández intente ganarse cuatro años más

La oposición tiene varios candidatos, y en el oficialismo no se descarta que Fer
La oposición tiene varios candidatos, y en el oficialismo no se descarta que Fer Archivo
21 diciembre de 2021

En 2022 no habrá elecciones y el discurso políticamente correcto será decir que “no se puede hablar de candidaturas porque para 2023 falta mucho”. Pero sobre el cierre del año, muchas de las candidaturas que ya se están definiendo, se harán públicas.

Nadie querrá entrar al año de las definiciones sin que su nombre esté anotado en la grilla. En la oposición hay quienes ya manifestaron su voluntad de competir en 2023: Patricia Bullrich, Gerardo Morales y Facundo Manes. Todavía no lo hizo el que según las encuestas es el principal aspirante del espacio: Horacio Rodríguez Larreta. 

Solo Mauricio Macri puede darse el lujo de postergar una definición hasta 2023 y esperar a conocer los resultados de los sondeos sobre intención de voto en el arranque del año electoral.

Por el lado del oficialismo, el panorama es más sencillo. Hasta hace un tiempo, muchos consideraban a Alberto Fernández un candidato de transición, de un solo período. Y Axel Kicillof y Máximo Kirchner aparecían como los posibles representantes del sector mayoritario del Frente de Todos que lidera Cristina Kirchner. Más atrás, se ubicaba Sergio Massa.

¿A23?

Sin embargo, la derrota en las elecciones legislativas afectó a todas las figuras del oficialismo y puso a Alberto en una mejor posición relativa. No fue casual que, sobre el cierre del año, él mismo hablase sobre la posibilidad de presentarse para lograr su reelección. Y a medida que vaya transcurriendo 2022, si la situación del país se normaliza, esa alternativa se consolide. Lo ayuda la lógica política porque si el oficialismo no acompaña la reelección del Presidente es porque evalúa mal su gestión y consecuentemente descuenta será derrotado. Pero si desde el propio oficialismo se reconoce el fracaso de una gestión, cualquier otro candidato de ese espacio está condenado a la derrota.   

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés