El Economista - 70 años
Versión digital

jue 21 Oct

BUE 25°C

Versión digital

jue 21 Oct

BUE 25°C

Multitudinaria marcha por la paritaria nacional

Los docentes impulsaron una movilización masiva por segunda vez en el año, pero el Gobierno anticipó que no cederá.

23-03-2017
Compartir

La Plaza de Mayo se vio ayer desbordada por miles de maestros que llegaron desde todos los puntos del país para exigirle al Gobierno que convoque a una paritaria nacional. Los líderes de los gremios docentes anticiparon desde el escenario montado frente a la Casa Rosada que si el presidente Mauricio Macri y el ministro de Educación, Esteban Bullrich, no dan respuesta a su reclamo continuarán con el plan de lucha, que incluirá nuevos paros y movilizaciones.

Antes y después de la movilización desde el Gobierno ratificaron la decisión de saltearse la instancia de discusión salarial nacional. La posición oficial es intransigente; se mantuvo inamovible después de la primera movilización masiva de docentes del año ?que se realizó el 6 de marzo, frente al Ministerio de Educación? y todo indica que seguirá de igual manera luego de la que tuvo lugar ayer, que multiplicó la concurrencia.

La Marcha Federal Educativa comenzó el martes en varios puntos del país. Columnas provenientes del NEA, NOA, Cuyo y la Patagonia comenzaron a confluir ayer, y colmaron la avenida 9 de Julio entre el Puente Pueyrredón y Corrientes, desde donde desviaron hacia la Plaza de Mayo. Los organizadores estimaron una concurrencia de entre 300.000 y 400.000 personas.

El acto comenzó a las 15 y contó con la presencia en el escenario de dirigentes gremiales docentes de todo el país. Estuvieron también en el escenario los titulares de las dos CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky (que vistió guardapolvo blanco), y el dirigente de la Corriente Federal de Trabajadores, el bancario Sergio Palazzo.

Razones docentes

Los cinco gremios docentes nacionales (CTERA, SADOP, CEA, AMET, UDA) y las dos Conadu exigen que el Gobierno convoque a la paritaria nacional, instancia fijada por ley en la que se pauta el aumento piso para maestros de todo el territorio. Aumento que el Gobierno Nacional ayuda a completar en caso de que las provincias no estén en condiciones de afrontarlo. Mediante este mecanismo se evita que los docentes queden librados a la suerte de su jurisdicción, garantizando un piso de igualdad entre los educadores de todo el país. El año pasado, el aumento fue de 30% promedio para todo el país y de 40% para 55.000 maestros de siete provincias.

Desde el Gobierno argumentan que esta instancia no es necesaria dado que el aumento base está garantizado por una resolución de 2016 que indica que el salario docente debe ubicarse 20% por encima del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Para los docentes esta resolución cumple una función de emergencia y no constituye el mecanismo habitual de reajuste.

De todos modos, el reclamo de los docentes no fue sólo salarial. Las declaraciones del martes del Presidente, que señaló la “terrible inequidad entre aquellos que pueden ir a la escuela privada y aquellos que tienen que caer en la escuela pública”, atizaron la movilización, convirtiéndola en una ferviente defensa de la educación pública.

"La operación del Gobierno Nacional no empezó ayer ni la semana pasada. El Gobierno Nacional viene sosteniendo que la educación pública no sirve, que los maestros no estudiamos, que no nos capacitamos. Desprecia a los científicos, a los universitarios. El Gobierno Nacional viene por la privatización, por la mercantilización”, sostuvo Sonia Alesso, la titular de CTERA, al tomar el micrófono del escenario. La dirigente nacional marcó un paralelismo entre la movilización de ayer, la marcha blanca de 1988 y la carpa blanca que se montó entre 1997 y 1999 en la plaza frente al Congreso. “Esto recuerda nuestras experiencias mejores de lucha; nuestros mejores logros y peleas”, arengó.

Por su parte, Sergio Romero, secretario general de UDA sostuvo que “estamos con un gobierno que viene por las conquistas de los trabajadores, viene por los convenios colectivos, por las paritarias”.” Es un gobierno autoritario ?continuó? que ha decidido conducir el proceso educativo en la Argentina con decisiones unilaterales, lejos del consenso de los trabajadores, la sociedad y los padres”.

Romero ironizó sobre el Plan Mestro, un proyecto de ley con 108 metas educativas que el Gobierno enviará pronto al Congreso, según anunció el martes pasado. “No pueden solucionar la coyuntura y están proyectando para el 2026”, dijo, y pidió “menos cháchara y más gestión”.

El titular de Suteba, Roberto Baradel, que en un cruce informal con el ministro del Interior Rogelio Frigerio le pidió buscar alternativas a un conflicto que parece no tener una salida intermedia, volvió a insistir en declaraciones a la prensa con su pedido. “Si el problema es el nombre de paritaria nacional, cambiemos el nombre, pero fijen un piso salarial”, dijo.

Los docentes ratificaron la unidad de los gremios y aseguraron que si su demanda no es resuelta darán continuidad al plan de lucha. Señalaron que “la llave para destrabar el conflicto docente la tiene el Gobierno, no los trabajadores”. En ese marco, volvieron a convocar a una huelga nacional para el jueves 30 de marzo, sumándose a la convocatoria hecha por las dos CTA.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés