El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 20°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 20°C
Clave

Massa: mensaje político y defensa de Presupuesto

El ministro se presentó en Diputados y defendió el proyecto de ley presentado el 15-S, que estima una inflación para 2023 de 60% y un crecimiento de 2%.

Massa dijo que carga como "una cruz" el fallido Presupuesto 2022.
Massa dijo que carga como "una cruz" el fallido Presupuesto 2022.
Pablo Varela Pablo Varela 29-09-2022
Compartir

El ministro de Economía, Sergio Massa, dio el puntapié inicial este miércoles al debate de Presupuesto 2023 en la Cámara de Diputados, en donde defendió los principales lineamientos de la ley de leyes ingresada el pasado 15 de septiembre, junto a su equipo de trabajo y los secretarios del área, acompañado por la titular de Diputados, Cecilia Moreau, y el presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller. 

Massa dijo que carga como "una cruz" el fallido Presupuesto 2022, y recordó que es el único presidente de la Cámara Baja que ostenta el récord de tener dicha iniciativa rechazada. Es por ello que ayer comenzaron a quedar en evidencia los esfuerzos por parte del oficialismo para que el texto sea aprobado antes de la finalización del período ordinario, es decir el 30 de noviembre. 

En dos oportunidades Massa mencionó estar al borde de su retiro de la política, lo que desconcertó a propio y extraños. "Estoy en las últimas pisadas de mi vida política...", lanzó. En su equipo de trabajo no brindaron mayores detalles y se abre toda una serie de interrogantes acerca del futuro del ministro. 

Más allá de las especulaciones, y según pudo recoger El Economista, los diputados de la oposición quedaron satisfechos con las casi tres horas de ponencia del ministro no tanto por las variables macroeconómicas defendidas si no por la predisposición. La comparación con el exministro Martín Guzmán fue inmediata. "No cometa los mismos errores que usted sabe que su Gobierno cometió...", lo aconsejó el titular del bloque PRO, Cristian Ritondo, en relación al tratamiento exprés que el FdT intentó darle el Presupuesto el año pasado. 

Massa no dejó pasar la oportunidad de la presentación para mostrarse una vez en rol de hombre de Estado, y extendió a sus excolegas un pedido de diálogo que incluya consensos básicos para establecer políticas de Estado para los próximos 10 años. Habló de previsibilidad tributaria y acceso a las divisas para 4 sectores claves que representan una oportunidad para la Argentina en la próxima década.

Se trata de la seguridad alimentaria (producción de alimentos y proteínas). El sector de la minería en el que mencionó no solo al litio, sino también al cobre; la minería es uno de los sectores superavitarios en materia de dólares del país. El sector energético traccionado por Vaca Muerta (anunció el envío de un proyecto de ley para potenciar plantas de GNL, shale gas, hidrógeno verde, gris y azul). Y la Economía del Conocimiento, que tiene casi dos años consecutivos con indicaron de crecimiento de empleo y tendrá en 2022 una balanza comercial favorable de U$S 7.000 millones. 

Las principales dudas por parte de la oposición circularon en torno a cómo el Gobierno logrará bajar la inflación al 60% proyectado dado que este año cerrará rondando el 100%, alertando sobre la habitual subestimación de los recursos recaudados que realizan los oficialismos para luego tener discrecionalidad en el redireccionamiento de partidas. 

Al mismo tiempo hubo reclamos y dudas respecto de la tasa de interés que paga el Estado para financiarse en el mercado local, muy por encima de la inflación proyectada. Existieron a su vez quejas por los subsidios al transporte en el interior y reclamos por compensaciones a los pequeños productores agropecuarios. 

El pasaje más tenso de la jornada fue cuando los bloques de izquierda, con Romina Del Plá y Myriam Bregman le reclamaron por el "ajuste" y por el posicionamiento del ministro en relación al conflicto gremial que atraviesa el Sutna y los fabricantes de neumáticos. El martes Massa alertó sobre la posible apertura de importaciones si no se llegaba a un acuerdo.  

Según pudo saber este diario, los reclamos no solo provinieron de la oposición. Hubo reclamos por áreas sensibles desde el propio FdT, como el caso de salud, educación y asistencia social, por lo que el ministro accedió a incrementar partidas. Daniel Gollán, Blanca Osuna y Daniel Arroyo fueron parte de los reclamantes. 

Massa también invitó a la oposición a discutir la "separata" que contempla beneficios impositivos que se renuevan casi automáticamente "año tras año". Ello implica el 2,5% del PBI y podría mejorar la performance fiscal para el ejercicio próximo cuando el déficit primario deberá cerrar en 1,9%. 

El texto presentado por el oficialismo contempla una inflación de 60%, un crecimiento del PBI de 2%, un dólar a $219 en promedio finalizando el 2023 cerca de los $269. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés