El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Macri espera efecto “bola de nieve”

“Hay una línea muy finita entre sentirse fortalecido, que aumente la convicción de lo que estás haciendo, y créertela", adivrtió ante 1.200 funcionarios

20-09-2017
Compartir

“Hemos recibido una palmada grande con el resultado de las PASO y la economía empieza a mostrar una tendencia clara de recuperación. Estas palmadas y estos avisos representan la esencia de lo que estamos haciendo”, señaló ayer el presidente Mauricio Macri en la reunión del gabinete ampliado que se desarrollo en el CCK. En su discurso, posterior al del jefe de Gabinete Marcos Peña, Macri felicitó a los integrantes de su Gobierno y los conminó a “no perder la humildad” y redoblar los esfuerzos para “convencer a los escépticos”, a la espera del “efecto bola de nieve” que traerá mayor confianza.

“Hay una línea muy finita entre sentirse fortalecido, que aumente la convicción de lo que estás haciendo, y créertela. Necesito un equipo de gente convencida de lo que está haciendo, que ante el primer problema no retroceda, pero tampoco que pase para el otro lado, porque ahí podemos cometer otro tipo de errores, que defraudaría un camino que creo que es maravilloso”, dijo en uno de los pasajes más importantes de su discurso, que se prolongó durante algo más de veinte minutos. “Cuidado, porque cuando se pierde la humildad se pierde la cercanía. Todo lo que estamos haciendo acá se basa en que la confianza sea cada días más sólida. Necesitamos que mucha más gente apueste por el país”, agregó en ese sentido.

“No podemos perder de vista que todavía no ganamos nada, porque técnicamente las elecciones no ocurrieron. Los votantes tienen que tener muy claro que estamos trabajando ahora con la misma humildad, como si estuviéramos en cero votos”, dijo sobre las elecciones, repitiendo conceptos que momentos antes había desarrollado Peña. “El otro día una periodista me preguntó si sufría el poder. Yo no siento que lo sufra, pero tengo tal sentido de la responsabilidad, que para mí, es algo casi sagrado por la posibilidad de ayudar a alguien”, agregó, luego, para dejar en claro los desafíos que tiene por delante la gestión de Cambiemos.

Por otra parte, se mostró optimista sobre el futuro del país. En ese sentido, dijo que espera un efecto “bola de nieve”. Lo planteó en esos términos: “En las curvas que hoy vemos no está incluido el efecto bola de nieve”. Y agregó: “Lo importante es que la gente crea en la esencia de lo que estamos haciendo”. Para dar un ejemplo de lo que esto significa, contó un encuentro que había tenido (“hace tres meses”, precisó) con una familia propietaria de un emprendimiento gastronómico en Cañuelas: le manifestaron su apoyo y, a su vez, su angustia por la incertidumbre económica, ante las críticas de la oposición. “Allí sentí más que nunca la importancia de lo que la gente sí puede medir aunque no entienda de economía: cuál es nuestra actitud”, dijo. “En la confianza se logra que el liderazgo crezca”, cerró la idea.

“Todos necesitamos saber en qué cancha jugamos, con qué reglas. Sobre todo, aquellos que menos tienen”, señaló luego. “No importa cuánto falta, lo que importa es que cada día estemos un poco mejor. Lo que vence al escepticismo es precisamente eso: saberte parte de algo que ves que todos los días mejora. Y, lo más importante, sentir que vos sos parte de esa mejora. Cada vez que un argentino abandone el escepticismo para creer en lo que él puede hacer, debe ser para nosotros una satisfacción enorme”, señaló el Presidente como palabras aleccionadoras para su tropa.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés