El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
"La llegada de Lula al país, en su primera visita oficial, es un gran envión para nuestra relación bilateral", dijo Cafiero
América Latina

Lula da Silva y Alberto Fernández relanzan desde hoy la relación bilateral

El líder del PT llegó ayer a Argentina y hoy mantendrá una reunión bilateral con el presidente Alberto Fernández para firmar importantes acuerdos de cooperación

Damián Cichero Damián Cichero 23-01-2023
Compartir

Ayer, el presidente de Brasil, Lula da Silva, llegó a la Argentina y fue recibido por el canciller Santiago Cafiero en lo que será su primera visita de Estado desde que asumió el pasado 1° de enero.

Además de ya tener encuentros programados con el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el líder del Partido de los Trabajadores participará de la VII Cumbre de la CELAC, foro que reúne a los 33 países de la región de América Latina y el Caribe y que, actualmente, se encuentra bajo la presidencia de la Argentina.

Lula llegó a Buenos Aires con el objetivo de relanzar, junto a Alberto Fernández, la relación bilateral entre los dos gigantes sudamericanos. Por ello, ante la importancia del evento, ayer los mandatarios sacaron una nota conjunta en la que destacaron cómo será el futuro para ambos países. 

Según los presidentes, "ambos encuentros marcan un nuevo comienzo, justamente en el año en que celebraremos el bicentenario de nuestras relaciones diplomáticas. En Buenos Aires vamos a relanzar la alianza estratégica bilateral con la reactivación de varios espacios de cooperación y diálogo".

"Son múltiples las áreas en las que volveremos a trabajar juntos en temas importantes para la calidad de vida de nuestras poblaciones, como la lucha contra el hambre y la pobreza, la salud, la educación, el desarrollo sostenible, el cambio climático y la reducción de todas las formas de desigualdad", agregaron.

Además, destacaron que "merecerá especial atención la reindustrialización de nuestras economías, con la generación de empleo de calidad y las inversiones en innovación. El comercio entre Argentina y Brasil ya tiene una alta participación de productos industrializados en sectores estratégicos. La integración entre nuestras cadenas productivas ayuda a mitigar shocks externos, como los que se produjeron durante la pandemia. No podemos depender de proveedores externos para poder tener acceso a insumos y bienes esenciales para el bienestar de nuestras poblaciones".

Y, como era de esperar, se refirieron al Mercosur: "La relación fluida y dinámica entre Brasil y Argentina es fundamental para el avance de la integración regional. Junto con nuestros socios, queremos que el Mercosur constituya una plataforma para nuestra integración efectiva al mundo, a través de la negociación conjunta de acuerdos comerciales equilibrados que respondan a nuestros objetivos estratégicos de desarrollo".

La agenda de Lula

El líder del PT realizará hoy a las 10:30 una Ofrenda Floral al Libertador General San Martín, en la plaza homónima, y luego se trasladará a la Casa de Gobierno para reunirse con el presidente Fernández.

Allí, en el Salón Blanco, ambos firmarán, junto a ministros de diferentes carteras, acuerdos para cooperación en Soberanía Energética e Integración Financiera, Defensa, Salud, Ciencia, Tecnología e Innovación,y Cooperación Antártica. 

Finalmente, Fernández y Lula da Silva realizarán una declaración a la prensa para comunicar los lineamientos básicos de los acuerdos suscriptos y de la declaración conjunta.

Además, según diversas fuentes, el mandatario brasileño mantendría una reunión privada con la vicepresidenta Kirchner. 

Por otra parte, el martes 24, a partir de las 10, tanto Fernández como Lula participarán, junto a los demás presidentes, representantes y delegaciones invitadas, de la VII Cumbre de Presidentes de la CELAC, que se llevará a cabo durante toda la jornada en un hotel céntrico del barrio de Retiro.

El acuerdo de integración

Según el Gobierno argentino, el acuerdo buscará adoptar la asociación estratégica entre ambos países al actual contexto internacional, en donde se destaca una transición desde la globalización hacia alianzas más cercanas.

El mismo está basado en un plan de 15 puntos que el embajador Daniel Scioli le había presentado tanto al gobierno de Jair Bolsonaro como a Celso Amorim, el principal asesor internacionalista de Lula.

Tras el triunfo del PT en las elecciones generales de octubre de 2022, el plan se tomó como hoja de ruta y fue ampliado con nuevos puntos luego del primer encuentro entre Fernández y Lula en San Pablo ese mismo mes. 

Básicamente, el acuerdo buscará profundizar y extender la integración en sectores como energía, finanzas, agronegocios, industria, minería, conectividad, turismo, economía del conocimiento, defensa, derechos humanos, ambiente, educación, ciencia y tecnología y salud. 

Una moneda única

Uno de los anuncios que más expectativas ha generado es el de la moneda única entre Argentina y Brasil.

El plan se centrará en cómo una nueva moneda, que Brasil sugiere llamar "sur", podría impulsar el comercio regional y reducir la dependencia del dólar estadounidense.

Según el ministro de Economía, Sergio Massa, "habrá una decisión de comenzar a estudiar los parámetros necesarios para una moneda común, que incluye todo, desde cuestiones fiscales hasta el tamaño de la economía y el papel de los bancos centrales".

La iniciativa, que iniciaría como un proyecto bilateral, luego se extendería para invitar a otras naciones latinoamericanas.

La moneda funcionaría, en un principio,en paralelo con la existencia del peso argentino y del real brasileño, con el objeto de estimular el comercio regional y reducir el uso y la dependencia del dólar.

Según el Financial Times, el atractivo de una moneda común "es más obvio para la Argentina, donde la inflación se acerca al 100% mientras el Banco Central imprime dinero para financiar el gasto". 

Por su parte, será clave si Brasil está dispuesto a atarse a un "vecino perennemente volátil" que no tiene acceso al crédito internacional desde 2020 y debe al FMI más de US$ 40.000 millones.

Actualmente, Brasil es el principal socio comercial de Argentina y, entre enero y noviembre de 2022, el comercio bilateral alcanzó los US$ 26.419 millones.

Más declaraciones

Más allá de la sintonía entre Lula y el actual gobierno argentino, la llegada del primero al poder representa una oportunidad para toda la Argentina luego de lo que fue la presidencia de Bolsonaro, un aislacionista en el área internacional.

En este sentido, en diálogo con Infobae, Scioli consideró que "todo va a ser para mejor en la relación bilateral. Hay una clara definición política de Lula que se ve en que, a pesar de que asumió hace 15 días, con empeño está trabajando en avanzar con la Argentina en forma integral, con una agenda muy amplia".

"Que llegue Lula, con una delegación con empresarios, con ministros de gran relevancia, con su canciller, ya en sí mismo este viaje es una demostración de que es un éxito para nuestro país. Todo lo que va a ocurrir es muy trascendente", agregó.

Por su parte, entrevistado por Télam, el canciller brasileño Mauro Vieira consideró que "además de relanzar la alianza estratégica, como dije, la relación bilateral vuelve a su lugar de prioridad máxima para los dos países. Los acuerdos que se están discutiendo en distintas áreas constituyen un guion sobre el cual estará orientado el trabajo de diálogo bilateral de los próximos meses. En una futura visita del presidente Fernández a Brasilia, habremos avanzado en concretar algunos de los objetivos a los que nos propondremos en Buenos Aires".

"En cuanto a la integración, hay que hablar con la Argentina, Uruguay y Paraguay sobre el presente y el futuro del Mercosur, proyecto con el cual estamos comprometidos históricamente, y hacer los ajustes necesarios en diálogo permanente con los empresarios de nuestros países", sentenció. 

 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés