El Economista - 70 años
Versión digital

mie 22 May

BUE 13°C

Las apuestas del oficialismo

Los distintos espacios de Juntos por el Cambio trabajan contrarreloj en el armado de las listas de legisladores nacionales (diputados y senadores) que competirán en octubre.

Pablo Varela 19 junio de 2019

Por Pablo Varela 

A pocos días del cierre para la presentación de candidaturas, con las fórmulas ejecutivas confirmadas, la coalición Juntos por el Cambio comenzó a delinear los nombres con los que encabezará las listas de legisladores nacionales, una elección clave que quedará solapada debajo de la diputa presidencial y por la gobernación bonaerense, pero que sin embargo marcará la nueva configuración del Congreso y el pulso de la actividad parlamentaria para los dos primeros años del próximo Gobierno.

En las filas del oficialismo las “reuniones son permanente” para ir puliendo el listado de nombres para diputados en las 24 provincias, a las que hay que sumarle los 8 distritos que eligen senadores. La novedad será la paridad de género obligatoria por ley.

En las cinco provincias más pobladas del país (en ninguna gobierna el kirchnerismo) ya hay un primer borrador de los nombres que encabezarán la lista de legisladores nacionales. Son la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, ciudad de Buenos Aires y Mendoza.

El ministro Ritondo encabezará la lista de diputados y librará una disputa por la presidencia de la Cámara con Massa.

En la provincia de Buenos Aires el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, encabezará la lista de diputados y librará una disputa por la presidencia de la Cámara Baja con Sergio Massa, quien ayer confirmó que encabezará la lista de diputados por el Frente de Todos. La tradición indica que el diputado más votado es quien preside la cámara.

En La Plata confirmaron a este diario que Ritondo será candidato. Sin embargo, la revitalización de la pata peronista, con Emilio Monzó como una de sus principales espadas, deja abierta las negociaciones.

En Córdoba, la revisión por parte del oficialismo de prohibir a los candidatos en las provincias para competir por diputaciones ya tuvo impacto. Mario Negri está activo y buscará renovar su banca.

Según pudo averiguar El Economista, Negri trabaja a contrarreloj para cicatrizar las heridas que dejó la dura derrota del oficialismo en la provincia mediterránea que incluyó la fractura del frente. Negri y Ramón Mestre fumaron la pipa de la paz cuando el intendente de la capital provincial recibió a Negri en el palacio municipal, días atrás.

En Casa Rosada miran con buenos ojos la candidatura de Negri mientras un sector del radicalismo cordobés (muchos de ellos intendentes que jugaron con Mestre en la elección del pasado 12 de mayo) buscan dar la pelea en primarias enojados con el titular de la UCR provincial.

Desde el radicalismo cordobés sostuvieron ante este diario que Mestre podría ser representado por una mujer, en el segundo lugar de la lista.

En Santa Fe el escenario es distinto y existe un “acuerdo de palabra” para que el diputado provincial, Federico Angelini, vaya al tope de la lista. El acuerdo se habría gestado meses atrás cuando Marcos Peña debió interceder para unificar la candidatura a la gobernación, zanjando la disputa a favor de José Corral. Angelini depuso sus aspiraciones a cambio de encabezar la lista de diputados nacionales en agosto. Sin embargo, distintos actores de la política santafesina ponen reparos respecto del cumplimiento del acuerdo y dejan abierta la posibilidad a que haya modificaciones, aunque por ahora el titular del PRO santafesino se alza con mejores chances.

El radical Negri trabaja para poder cicatrizar las heridas que dejó la durísimaderrota del oficialismo en Córdoba.

En el cuarto padrón electoral, la ciudad de Buenos Aires, cuna del PRO, la confección de listas agrega otro elemento: la disputa por las senadurías. El amplio acuerdo que obtuvo Horacio Rodríguez Larreta a días del cierre de alianzas, que incluyó a la UCR y también al socialismo, ofrendó a Martín Lousteau la primera candidatura por una senaduría, algo que todavía no está confirmado. En paralelo, el titular de la CC ARI, Maximiliano Ferraro, cuenta con el consenso para encabezar la lista de diputados nacionales.

En Mendoza, la tensión entre la UCR y el PRO se vio reflejada en la PASO en la que el candidato del radicalismo, Rodolfo Suárez (hombre cercano a Alfredo Cornejo), le ganó al amarillo Omar De Marchi.

Sin chances de reelección, el mandamás de la UCR, encabezará la lista de legisladores nacionales, luego de haber solicitado la presidencia de la Cámara de Diputados, algo que le fue denegado por María Eugenia Vidal, en una reunión en Olivos la semana pasada.

En esa misma reunión, la presidencia provisional del Senado le fue ofrecida al radicalismo, y aunque todavía no está confirmado, el nombre del formoseño Luis Naidenoff, es el que suena más fuerte.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés