El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 8°C
Axel Kicillof tiene altas chances de retener la provincia
PBA

La obsesión del peronismo en el año electoral

Retener el Gobierno provincial y varias intendencias estratégicas del GBA será determinante para el peronismo

Augusto Milano 20 febrero de 2023

La provincia de Buenos Aires es la mayor preocupación del peronismo, que ha sido la fuerza predominante en el distrito clave de la política argentina. 

En la legislativas de 2021, el Frente de Todos perdió por más ocho puntos a nivel nacional, pero menos de 2 en territorio bonaerense. 

Y la importancia de retener el Gobierno provincial crece en un momento en el que, como consecuencia de la elevada inflación (entre otras cosas), ganar la elección presidencial no parece el escenario más probable. 

La situación es mejor para el oficialismo en el caso de las elecciones para gobernador por la buena imagen personal de Axel Kicillof y la falta, por ahora, de una oferta atractiva por parte de Juntos por el Cambio.

Buenos Aires tendrá primarias para definir a los candidatos y elegirá a sus autoridades el mismo día que la Nación. Por eso el oficialismo necesita un  candidato presidencial competitivo y una mejora de la situación de la situación económica para evitar un arrastre negativo "aguas abajo" del resto de la boleta. 

Y en esta oportunidad, la amenaza también llega a los intendentes del conurbano.   

Allí hay una serie de distritos en los que el peronismo se viene imponiendo ininterrumpidamente desde 1983 y en muchos casos lo ha hecho por diferencias abultadas. Algunos ejemplos son Florencio Varela, Berazategui, Merlo y La Matanza. 

A su vez, otros distritos han sido históricamente favorables a las expresiones no peronistas como San Isidro y Vicente López

En el medio quedan muchos distritos que, si bien han tenido una tendencia favorable al peronismo, han sido gobernados por otras expresiones políticas: en esa lista figuran Morón, Tigre, Quilmes, Tres de Febrero, Pilar, San Martín, San Miguel, Avellaneda y Lanús. 

En ellos tienen fuerte presencia los sectores de ingresos medios-bajos que suelen inclinar la balanza porque no tienen un comportamiento electoral tan definido como otros segmentos sociales.

De cara a las elecciones de este año y teniendo en cuenta los ajustados resultados de 2021, en el Frente de Todos miran con preocupación algunos distritos que hoy gobiernan, pero que podrían dejar de hacerlo. Allí se anotan Ituzaingó, Tigre, Morón, San Martín y Quilmes. 

En todos ellos, para los cargos locales, el FdT ganó en 2021 por mínimo margen o perdió como en el caso de Morón e Ituzaingó. 

  • Si JxC retiene los cinco distritos que hoy gobierna en el GBA, y logra sumar algunos, el mapa del conurbano bonaerense, la región políticamente más sensible del país, sufrirá un cambio.

Claro que hay otros actores que también tendrán su peso. Es el caso de los candidatos libertarios que podrían beneficiarse del arrastre de la candidatura de Javier Milei y en algunos distritos también son relevantes los votos que recibe el Frente de Izquierda. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés