El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

La amenaza de tormenta aún persiste en un PJ con apuestas diversas

20-02-2017
Compartir

Se alegaron razones meteorológicas. Un diluvio por venir en la costa argentina, que se pretendía evitar. Y temprano por la mañana del viernes pasado, un día antes del evento previsto, el congreso partidario del PJ bonaerense ya había bajado las persianas. Las largas deliberaciones de la noche previa no habían podido saldar las diferencias. Y la decisión del Grupo Esmeralda de “bajarse” apuraron las tiempos. Con la dificultad de consensuar un documento unificado como riesgo ya concreto. Santa Teresita, tradicional bastión de las reuniones estivales del partido, esta vez quedó mostrar la liturgia peronista.

Según trascendió, las mayores diferencias se dieron respecto de la expresidenta. Un sector importante de los invitados pretendía dejar en claro, en el texto final, el apoyo a Cristina para encarar la citación a indagatoria, ante el juez Claudio Bonadio, del próximo 7 de marzo. Las voces del llamado Grupo Patria (los intendentes más próximos a la exmandataria) venían reclamando desde días anteriores que el partido suscriba esa posición. A las que se sumaron varias del Grupo Fénix, con mayor presencia en resortes institucionales. Los Esmeralda, en una posición menos confrontativa que hace unos meses, no obstante, pusieron el grito de alerta y, con su decisión de no asistir, le quitaron, en la previa, espesor al Congreso. Las excusas meteorológicas, con pronósticos de mal tiempo que las abalaban, oficiaron como razones oficiales.

Diferencias

“Ganar tiempo” para que “los ánimos se calmen” fue la consigna unificadora. Que se pretende hace efectiva en los próximos días, con varias reuniones previstas, ya no en Santa Teresita, sino en la sede porteña del PJ nacional. Allí, en la calle Matheu, desfilarán varios de los dirigentes que se consideran “vasos comunicantes” entre los diferentes espacios. Y circularán dirigentes sindicales varios. Entre ellos, los de la CGT, que estarán esta tarde también para sumar adhesión para el 7 de marzo: pero no para la movilización en favor de la expresidenta, sino para la jornada de protesta que la central prepara para ese día. El titular del partido, José Luis Gioja, será el anfitrión. Y Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, los visitantes. Para esa marcha, el Grupo Esmeralda ya anticipó su apoyo.

Además de los Patria y algunos Fénix, la iniciativa para que se hiciera mención a la situación de la expresidenta también partió de La Cámpora, con espacio decreciente en la estructura del partido, pero presencia militante. Es más, la incorporación de intendentes de los varios espacios a la nómina de apoderados partidarios, le quitó espacio relativo para delinear las listas de candidatos. Viejas rencillas, cuentas no saldadas, hicieron que por esta razón también el Movimiento Evita saliera al cruce para evitar la mención. O para quitarle el peso que tendría en el documento final. El trascendido de que la expresidenta pondría sobre la mesa de negociación la elección de un número de importante de legisladores en las listas corrió como reguero de pólvora para acentuar las divisiones.

Matices

No obstante, las posiciones tampoco son uniformes al interior del Esmeralda. Hace unos días, por caso, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, señaló en una entrevista con Radio 10 que si Cristina es candidata “no la van a enfrentar”. Gray, por caso, había sido de los dirigentes más contundentes respecto de la necesidad de diferenciarse de la expresidenta. “Si hace falta iremos a una interna”, había dicho hace unos meses. Para aceptar en estos días que Cristina es la candidata que mejor mide y que las definiciones llegarán a partir de lo que ella decida. La espera para que sea el exministro Florencio Randazzo el candidato del sector ya no tienen el peso de entonces. Entre otras cosas, por la propia decisión del oriundo de Chivilcoy de postergar las definiciones.

Julián Domínguez, ligado al Grupo Establo del intendentes justicialistas de interior agrario, fue el que volvió a insistir con la postulación de Randazzo. Esta vez, para compartir lista. Y con intenciones de competir, incluso, con Cristina. “Voy a ser candidato sin importar lo que haga Cristina”, dijo el hombre de Chacabuco y exministro de Agricultura. Sin todavía tener eco en el chivilcoyano.

Mientras tanto, Cristina difundió ayer un video llamado “No me olvides” a través de las redes sociales. Con racconto de hechos de su gestión y críticas al oficialismo. A modo de largada de campaña.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés