De cara al 2023

JxC también tiene internas

Hay cruces entre la UCR y el PRO, pero al mismo tiempo se divide entre halcones y palomas

Juntos por el Cambio.
17-11-2021
Compartir

En la oposición no hay homogeneidad a la hora de leer los resultados de las elecciones y definir la estrategia para los próximos dos años a partir de esa interpretación. Hay dos cruces en la oposición: el que separa a la UCR del PRO y el que divide entre halcones ? entre los que hay radicales y macristas ? y palomas - entre los que hay radicales y larretistas-. 

Facundo Manes, que aspira la candidatura presidencial en 2023, sostuvo que la coalición tal cual se la conoció entre 2015 y 2019 no existe más y reiteró que pretende que el radicalismo le dispute al PRO el liderazgo de la coalición. Para lograrlo, el radicalismo necesitará contar con un candidato competitivo, porque la hegemonía del PRO durante el gobierno de Cambiemos fue consecuencia de su superioridad electoral demostrada en las primarias de 2015, Macri sacó el 24% de los votos mientras que Sanz y Carrió lograron el 3%. En el radicalismo, a su vez, están los sectores que privilegian sostener la propia identidad como paso previo para fortalecer la coalición mientras que otros consideran que se debe jerarquizar la consolidación de Juntos por el Cambio, casi como si fuese un único partido. Esto se observó en las recientes primarias en las que en algunas provincias la UCR tuvo listas propias pero en muchas, Córdoba y Santa Fe entre ellas, hubo listas integradas por candidatos de diferentes partidos.    

En el PRO, la disputa entre halcones y palomas está instalada y cada sector tiene una lectura distinta del resultado. Los halcones destacan que se pudo ganar las elecciones desde una posición de dureza, que a JxC le fue mejor en el interior del país que en el AMBA y destacan el trabajo realizado en todas las provincias por Patricia Bullrich. Agregan además, que los votos que tiene que ir a buscar Juntos para ganar las presidenciales de 2023 están en la derecha y son hipercríticos del Gobierno como lo demuestran los resultados de Espert y Milei. Para completar el razonamiento de ese sector, señalan que los resultados obtenidos por Santilli y Vidal fueron mediocres. 

Desde el larretismo, por el contrario, destacan que el enroque entre Santilli y Vidal se coronó con triunfos en los dos distritos. Creen además, que las elecciones presidenciales se ganan desde el centro y que armar una estrategia para 2023 basada en exacerbar la polarización puede permitir un triunfo, pero condenaría inexorablemente al fracaso al futuro gobierno.     

Dos estrategias políticas bien diferentes que están claramente expuestas.     

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés