El Economista - 70 años
Versión digital

lun 08 Ago

BUE 9°C
Versión digital

lun 08 Ago

BUE 9°C
De cara a las elecciones de 2023

Intendentes PRO de Buenos Aires buscan consolidar el territorio

Los jefes comunales pretenden expandir la estructura territorial de cara al próximo turno electoral

Intendentes de PRO en la provincia de Buenos Aires
Intendentes de PRO en la provincia de Buenos Aires -
Pablo Varela Pablo Varela 04-02-2022
Compartir

Con las elecciones de medio término definitivamente en el espejo retrovisor, los intendentes del PRO de la provincia de Buenos Aires ya trabajan en la consolidación de los armados territoriales con un ojo puesto en el 2023.  

Puntualmente, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti y el de La Plata, Julio Garro, se mostraron activos en el primer mes del año fortificando el fuselaje que los jefes comunales amarillos, le aportaron en el 2021 a la candidatura de Diego Santilli y que permitió que la marca Juntos ganar ante un peronismo unido en territorio bonaerense. 

Con Jorge Macri migrado a la Ciudad, ambos intendentes quedaron en la primera línea de interlocución con el Ejecutivo bonaerense, para poder negociar lo relativo a fondos, obras, e incluso participaron en las conversaciones activamente por las reelecciones de los intendentes. 

De hecho, quedan pendientes para marzo la discusión por varias sillas para la oposición y designación de jueces.

A ellos se les suma Diego Valenzuela, de Tres de Febrero. 

En el PRO de la provincia asoman muchos nombres para poder ser candidatos, entre ellos Santilli, que viene con el espaldarazo de la victoria de la elecciones pasadas, Cristian Ritondo, en representación del sector vidalista y los intendentes, que no quieren dejar de sumar un nombre a hace lista a la que se le deberá agregar las pretensiones de la UCR y del peronismo no kirchnerista. 

No crecimos en esta elección, decreció el oficialismo. Necesitamos sumar de afuera”, analizan. En ese marco, Grindetti de la mano de Diego Kravetz armó en la Tercera Sección “Hacemos”, un sello filo peronista que busca sumar dirigentes que todavía sostengan ciertas reticencias a la marca PRO pero que puedan aportar votos que hasta ahora han sido esquivos a la marca Juntos. La idea es poder consolidar la escudería en las otras secciones. 

Los intendentes amarillos tienen claro que no forma parte de las pretensiones “excluir a nadie” sino, por el contrario, sumar y así como a nivel provincial buscan consolidar un armado propio, no tiene dudas que en la disputa por la Casa Rosada brindarán su apoyo al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. 

En las últimas elecciones, Garro tuvo a cargo el operativo de fiscalización en los 135 municipios y en muchos de ellos, (fundamentalmente en el interior), el PRO no pudo presentar candidatos propios, cerrando en lista de unidad con el radicalismo que impuso en la mayoría de las seccionales del interior, y cuyo resultado se ve hoy en la conformación del bloque opositor en el Senado bonaerense.   

El tándem Grindetti-Garro busca consolidarse como el rostro intendentista del PRO. Mientras tanto, en Vicente López aseguran que la primera opción para el primo del expresidente  continúa siendo jugar en la provincia. Sin embargo, nadie descarta que el ministro de Gobierno de la Ciudad, quien ha consolidado su relación con Larreta y Santilli, y forma parte de la mesa política de toma de decisiones, desembarque definitivamente en territorio porteño. 

Por ahora, el exintendente de Vicente López tiene altas chances de continuar al frente del PRO bonaerense, toda una señal de que el juego está abierto y que el camino hacia el 2023, le resta un largo trecho.         

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés