El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C

Intendentes esperan definiciones de Kicillof

Los jefes territoriales del FdT aguardan que en los próximos días se confirme el nuevo organigrama provincial.

Pablo Varela 14 noviembre de 2019

Por Pablo Varela

Mientras se definen las fechas para concretar las reuniones por áreas en la transición bonaerense, entre los jefes comunales del Frente de Todos, predomina la sensación de incertidumbre a la espera de las definiciones políticas que el gobernador electo Axel Kicillof, deberá empezar a tomar a partir del próximo 10 de diciembre.

En medio de la crisis económica, y con Kicillof y su equipo alertando sobre el rojo fiscal que heredará la provincia, nadie en el FdT niega que ya hay conversaciones avanzadas para que Alberto Fernández pueda redireccionar recursos y brindar asistencia a la provincia; sobre todo, luego de que la compensación del Fondo del Conurbano que recibió María Eugenia Vidal, quedase licuada por inflación.

En ese marco, la mayoría de las críticas van dirigidas al Consenso Fiscal que la Nación firmó con las provincias en 2017, y que terminó perjudicando las arcas bonaerenses.

Por ahora, el equipo del gobernador electo se maneja con hermetismo, mientras que los intendentes esperan los primeros días de diciembre para que comiencen a aparecer los nombres con quienes deberán trazar canales de diálogo.

A los jefes comunales les preocupa las tres funciones básicas que brinda la provincia: educación, salud y seguridad.

Mientras tanto, a los jefes comunales les preocupan las tres funciones básicas que brinda la provincia: educación, salud y seguridad, áreas en las que muchas veces los municipios deben realizar deben hacerse cargo ante el déficit de la gestión provincial.

Sin una bajada política clara desde Nación o provincia (por ahora), buena parte de los jefes comunales del conurbano, encuentran en el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, una voz que los represente en el futuro Gobierno nacional.

Katopodis suena como posible titular de la cartera de Infraestructura y hasta se especula con que se le podría otorgar el área de Transporte, algo que genera expectativa entre los intendentes.

De concretarse, Katopodis quedaré en una posición inmejorable para convertirse en un referente de la primera sección.

Ayer, una treintena de jefes territoriales se reunió en la localidad de Ensenada, donde el anfitrión fue Mario Secco. El encuentro fue en apoyo a Kicillof, aunque finalmente el gobernador electo no asistió. Jorge Ferraresi de Avellaneda fue uno de los impulsores del encuentro al ponerse en persona la convocatoria al hombro.

Secco y Ferraresi, quienes apoyaron la candidatura de Kicillof desde el inicio, buscan posicionarse como referentes de la tercera sección y tallar en el armado del gabinete bonaerense.

Mientras tanto, los jefes comunales han comenzado a hablar entre ellos sobre la preocupación que limita las reelecciones. La inquietud no es propiedad del peronismo, sino que también, llega hasta los intendentes de Cambiemos. Algunos especulan sobre los argumentos legales con los que plantearán la posibilidad de tener un mandato más, lo que traería ruido. Según pudo averiguar este diario, la inquietud todavía no fue explicitada ante Kicillof quien se mantiene concentrado en la transición.

En ese marco, ven con preocupación que en los próximos cuatro años proliferen dirigentes que desembarquen en sus territorios para hacer política, fundamentalmente aquellos que pueden ser delegados de organismos nacionales. “Los intendentes deberíamos poder opinar sobre los delegados de la Anses o el PAMI en nuestros distritos”, sostuvo un importante jefe comunal ante El Economista.

En la pata legislativa, Kicillof encomendó a Carlos Moreno y a Teresa García (diputado y senadora provincial respectivamente) el diseño del FdT. Por ahora, hasta la propia García le resta importancia a la definición de si habrá bloque o interbloque, mientras se trabaja en los nombres para presidir los bloques para ocupar las diversas comisiones.

Según pudo averiguar este diario, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, se encargó de hacer circular entre los intendentes la información de que en acuerdo con Máximo Kirchner, Federico Otermín, un diputado de su riñón, puede ocupar la presidencia de la Cámara Baja bonaerense, aunque todo el escenario estará sujeto a cambios hasta último momento.

Insaurralde, quien tiene buen diálogo con Kicillof y el núcleo duro del kirchnerismo, también se posiciona como un portavoz de los intendentes ante la gobernación.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés