El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 14°C
UCR

Gustavo Valdés: "Me importa tres carajos lo que piense Martín Lousteau"

La interna en la Unión Cívica Radical aumentó su temperatura después de que el gobernador correntino recibiera al presidente Javier Milei y lo nombrara Huésped de Honor

Martín Lousteau y Gustavo Valdés.
Martín Lousteau y Gustavo Valdés.
20 febrero de 2024

En medio de la tensión entre gobernadores y el Ejecutivo Nacional por los recortes impulsados desde la Casa Rosada y el fracaso de la Ley Ómnibus, el presidente Javier Milei viajó a Corrientes. Allí fue recibido por el mandatario provincial, Gustavo Valdés. El hecho recalentó la interna radical. 

Pese al malestar de varios gobernadores, así como también dentro de la Unión Cívica Radical, por el accionar del jefe de Estado, el gobernador de Corrientes recibió a Milei en el aeropuerto, lo nombró Huésped de Honor y se sacó fotos con el mandatario.

Eso despertó sospechas en el partido radical, donde miran de reojo los movimientos de Valdés, de perfil conciliador, y especulan con la posibilidad de que "se corte solo". 

Este martes, al ser consultado en Radio Sudamericana sobre las supuestas desconfianzas por parte del sector, Valdés respondió: "Cuando viene un presidente, yo lo voy a atender. Me importa tres carajos lo que piense Martín Lousteau". 

"Lousteau era ministro de Economía de Cristina Kirchner, a mí no me va a marcar la cancha dentro del radicalismo", aseguró y comentó que "si hay desconfianza, la pueden tener sobre Lousteau, yo hace 40 años soy radical".

En relación con los últimos reclamos de los gobernadores a la Casa Rosada, Valdés señaló sobre el encuentro con el Presidente: "No tuvimos una conversación directa sobre las cuentas de la provincia". No obstante, destacó el rumbo económico adoptado por la Nación y subrayó: "Si no hay equilibrio fiscal, es muy difícil que la Argentina pueda salir adelante".

Interna en el radicalismo

Los gobernadores radicales expresaron posturas contrarias ante la decisión del presidente de quitar subsidios al transporte en las provincias y el rechazo al traspaso del giro del Fondo Nacional de Incentivo Docente. 

Por un lado, el mandatario de Mendoza, Alfredo Cornejo; y Valdés, esbozaron críticas al Poder Ejecutivo con un perfil más conciliador. 

Por el otro, Maximiliano Pullaro, gobernador de Santa Fe, adoptó una actitud combativa con la Casa Rosada y fue apuntado por el jefe de Estado como uno de los responsables del fracaso del tratamiento de la Ley Ómnibus. 

Pullaro no tiene diálogo con la administración nacional tras los conflictos por el recorte de transferencias directas. Ayer, se mostró con los diputados nacionales de su provincia y envió un mensaje claro al gobierno libertario: "Vamos a defender la producción y el trabajo de Santa Fe".

Esta mirada más crítica fue compartida por Lousteau, titular del partido centenario. En esa línea también se encuentran algunos diputados, que ya mostraron su rechazo a la Ley Bases en el recinto. Tal es el caso de Facundo Manes y Pablo Juliano. 

Reuniones con la Casa Rosada

El intento de reiniciar el diálogo entre el Ejecutivo Nacional y los mandatarios provinciales está encabezado por el ministro del Interior, Guillermo Francos

A fin de conciliar posiciones, Francos viajó hoy a la provincia de Salta, para reunirse con el gobernador local, Gustavo Sáenz y el de Misiones, Hugo Passalacqua; los peronistas Raúl Jalil (Catamarca) y Osvaldo Jaldo (Tucumán); y con el vicegobernador de Jujuy, el radical Alberto Bernis

La semana que viene, en tanto, lo recibirá el mandatario radical Alfredo Cornejo (Mendoza) en el marco de los festejos por la vendimia. Se sumó a este tour provincial la vicepresidenta, Victoria Villarruel.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés