El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C
Cambios

El Presidente y Gerardo Morales acordaron presencia radical en la cita de Guzmán por FMI

Valdés y Morales no concurrirán por ser contactos estrechos y enviarán representantes al igual que Suárez, quien se encuentra de viaje. Larreta, que dijo que la cita es “política”, no definió.

El Presidente y Gerardo Morales acordaron presencia radical en la cita de Guzmán
El Presidente y Gerardo Morales acordaron presencia radical en la cita de Guzmán .
04 enero de 2022

Finalmente, el Gobierno consiguió la presencia de representantes de los gobernadores radicales en la reunión que convocó para mañana a la tarde el ministro de Economía, Martín Guzmán, para dar detalles finos de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, no asistirá a la cumbre ni mandaría enviados.

La convocatoria, prevista para las 17 en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno, se circunscribe a los gobernadores de todas las provincias. En tanto, como forma de acercar posiciones con los mandatarios provinciales opositores, el Gobierno dio de baja la presencia de dirigentes empresariales y sindicales, que serán convocados la próxima semana.

Sin embargo, ese gesto no había dado resultado en las primeras horas del martes y se requirió de varios llamados entre el presidente Alberto Fernández y el gobernador de Jujuy y titular de la UCR, Gerardo Morales, para llegar a un acuerdo. 

Morales funcionó como nexo con sus pares Gustavo Valdés de Corrientes y Rodolfo Suárez de Mendoza, y el jefe de Gobierno de CABA. Finalmente, Valdés y Morales no concurrirán por ser contactos estrechos de Covid-19 y enviarán representantes al igual que Suárez, quien se encuentra de viaje. 

Además, hay consenso en realizar un encuentro el lunes o martes de la semana próxima entre el ministro Guzmán y los mandatarios de la oposición y los jefes de los bloques parlamentarios para hablar sobre las negociaciones con el FMI. 

“Jugar a las escondidas con el tema de la deuda FMI me parece una pendejada. El Presidente tuvo un gesto hacia nosotros y tenemos que actuar con responsabilidad en un tema como la negociación sobre la deuda”, afirmó Morales a Infobae. Un cambio de 180° grados con respecto al comunicado que él y sus pares de JxC emitieron 24 horas antes. Una señal de las internas imperantes en JxC sobre cómo posicionarse ante el Gobierno.

“Entendemos que, así como está planteada, es una reunión política más que una reunión en serio de trabajo institucional, e insistimos en que el ámbito para plantear esto es el Congreso, donde se terminan aprobando las leyes”, dijo Horacio Rodríguez Larreta a primeras horas de la mañana en la presentación de nuevos móviles del Same porteño.

Reacción de algunos empresarios

Las repercusiones también llegaron al mundo empresario. Por ejemplo, el CEO de la multinacional Syngenta, Antonio Aracre, cuestionó la actitud de la oposición de no asistir a la reunión. "Me hizo ruido que la oposición diga que no va a ir a una reunión con los gobernadores porque sería una reunión política. Y entonces no entiendo a qué se dedican, porque la política es básicamente su función, su rol, me descolocó esa frase", apuntó.

Por otro lado, el empresario José Urtubey afirmó a su turno que el diálogo entre el Gobierno y la oposición es "una cuestión de Estado". 

Urtubey remarcó que "una mesa de diálogo entre el oficialismo y la oposición es clave para acordar con el FMI. Es una cuestión de Estado, no del Gobierno. Por eso me parece importante la convocatoria que se ha hecho a todos los gobernadores".

En sus declaraciones queda claro algo obvio: el acuerdo con el FMI tiene una importancia de Estado. 

¿Qué va a decir Martín Guzmán?

El Ejecutivo sostuvo ayer su postura de que era importante la presencia de los representantes de las provincias para informarlos sobre los avances de las negociaciones con el organismo multilateral de crédito. “Se informará cuál es la propuesta argentina, las razones de por qué todavía no hay un acuerdo y las implicancias de que se haya caído el proyecto de Presupuesto 2022 en el Congreso”, precisaron las fuentes oficiales.

En ese sentido, el Gobierno ya tiene listo un marco de desempeño que contempla las tres principales variables macroeconómicas con las que se presentarán a los gobernadores este miércoles los lineamientos deseados para acordar con el organismo multilateral de crédito: sendero fiscal, emisión monetaria y reservas internacionales para los próximos años. 

Para Guzmán es importante que exista un amplio acuerdo político sobre las negociaciones que se llevan adelante con el FMI. En ese sentido, en las últimas intervenciones públicas del organismo siempre dejaron en claro la necesidad de un amplio respaldo de la sociedad. Una posición común de las dos coaliciones aumentaría el “leverage” del país en el tramo final de la negociación. 

Además, será necesario el apoyo de los gobernadores para contar con sus votos en el Congreso, algo que el oficialismo quiere asegurar luego del rechazo al proyecto de Presupuesto 2022. Lo que se presentará mañana es un resumen de la propuesta que quiere hacerle Argentina al staff del FMI que luego deberá votarse en el Congreso, lo que se llamará el “Plan Plurianual” y después en el directorio del organismo. 

Los tiempos son tiranos, ya que los vencimientos que se aproximan complicarán el nivel de reservas del BCRA y en marzo quedarían en cero. En concreto vencen: US$ 731 millones en enero, US$ 372 millones en febrero y US$ 2.873 en marzo. Ahí se encuentra el motivo del Gobierno para apurar un acuerdo.

Con semejante drama para una mera reunión, es esperable que el debate en el Congreso también tome su tiempo. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés