El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

El peronismo reabrió el debate tras el 17

19-10-2016
Compartir

La multiplicidad de actos resulta sintomática. Hubo más de diez, con distintos actores y consignas. Y con un mismo objetivo: celebrar la lealtad peronista. La disputa por la conducción del espacio, los cuestionamientos a Cristina Fernández de Kirchner de parte de algunos sectores y la posición respecto del Gobierno atravesaron los discursos, implícita o explícitamente, y mostraron la fragmentación del peronismo a nivel nacional. En la búsqueda de un itinerario posible para 2017 y la posibilidad o no de la unidad.

Tras los actos, lejos de apaciguarse, pareció recrudecer el estado de asamblea permanente que parece atravesar al espacio. El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, en ese sentido, tomó la delantera y habló de crisis, circunscribiéndola en el análisis a su distrito, la provincia de Buenos Aires, pero extendiendo el razonamiento más allá de sus límites. Además, pidió un “replanteo” para volver a ser una opción en las próximas elecciones. “Hablamos con todos los dirigentes de la provincia de Buenos Aires que tengan ganas de representar un espacio del peronismo, que perdió después de veintiocho años”, expresó el dirigente.

Insaurralde pertenece al grupo de Intendentes llamados Esmeralda, que pretenden excluir al kirchnerismo en el proceso de renovación y busca nuevos referentes, entre los cuales estaría el exministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo. “Tenemos que buscar un debate y un futuro. Por algo perdimos el año pasado, no hemos interpretado y escuchado a la enorme mayoría de la gente, por más que alguno diga que se perdió por poco”, consideró el intendente.

Desde el kirchnerismo, se mostraron optimistas. Confían en “la unidad del peronismo a la hora de la verdad”, como señalara Cristina en el acto del Teatro Sha, y en la reincorporación de algunos sectores que se fueron del redil. Entre ellos, algunos movimientos sociales y legisladores. La presencia de Jorge Taiana, integrante del Movimiento Evita, en el acto que organizó el peronismo porteño para Cristina, la consideran una señal. Y, también, ciertos guiños en el acto del peronismo bonaerense, organizado en La Matanza y la presencia del exgobernador Daniel Scioli. “Tienen muchísimos puntos de contacto”, señaló a DyN el exministro de Defensa y actual diputado del Parlasur, Agustín Rossi, quien pidió también “no generalizar” sobre la desarticulación del peronismo. Mientros el núcleo duro del sector esperan para los próximos meses de una Cristina más activa y con eje en el Conurbano. Desde el Bloque Justicialista liderado por Diego Bossio, el diputado Pablo Kosiner también habló de unidad. “Es posible en la medida en que se coincida en objetivos, métodos y la necesidad de nuevos liderazgos, no en la acumulación de dirigentes”, aunque “la sociedad debe ser la que ordene, no un acuerdo de cúpulas”. “Si se da un gran debate sobre un proyecto con identidad propia y nuevos métodos, puede haber un proceso sobre esas bases”, remarcó. Por su parte, el expresidente Eduardo Duhalde consideró que “es imposible que haya una unidad entre el peronismo y el kirchnerismo porque son incompatibles” y señaló que “hay una decisión de la CGT y varios dirigentes justicialistas de reorganizar el PJ”. Duhalde, precisamente, participó de el acto del triunvirato de la CGT en San Vicente.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés