El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C

El peronismo busca en el Senado sacar mayor rédito de su unidad

El bloque Justicialista se diluye y el Frente Todos busca capitalizarlo. La situación del oficialismo y el rol de Pichetto

19-06-2019
Compartir

En el año en el que la senadora Cristina Kirchner disputará la vicepresidencia de la Nación y que el senador Miguel Angel Pichetto integrará el binomio del oficialista Juntos por el Cambio, ocho provincias renovarán un tercio del Senado de la Nación, en una elección importante que establecerá contornos posibles de la representación parlamentaria e incidirá, de algún modo, en la gobernabilidad futura. La Ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos, Salta, Neuquén, Río Negro, Tierra del Fuego, Santiago del Estero y Chaco son los distritos a las que les corresponde designar a su tridente en la Cámara baja.

De los 24 escaños que se ponen en juego, el actual oficialismo nacional arriesga 4: tres correspondientes al PRO y una al radicalismo. Entre los mandatos que se vencen están los del presidente provisional del Senado, tercera figura en el esquema de sucesión, Federico Pinedo, y el expresidente de la UCR, Angel Rozas. Casa Rosada pretende mantener esos números. Son optimistas respecto de la Ciudad, donde el economista radical Martín Lousteau será el primer candidato. El nombre fuerte que suena es el de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. La diputada Carmen Polledo y la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, también aparecen con posibilidades de pelear el segundo lugar.

En tanto, Marta Varela se quedaría sin chances de renovar. En cuanto a Chaco, el oficialismo pretende mantener una banca. Lo mismo, en Entre Ríos. Rozas desechó la posibilidad de reelegir y el intendente de Presidencia Roque Sáenz Peña, Gerardo Cipolini, podría encabezar la lista de Juntos por el Cambio. Mientras que Alfredo de Angeli tiene pocas posibilidades de encabezar la lista en la provincia mesopotámica, aunque Juntos por el Cambio es posible que mantenga su banca. A su vez, Miriam Boyadjian, antigua aliada en el interbloque de Cambiemos, difícilmente vaya por la reelección. Mientras se espera qué puede pasar con aquellos espacios que van con boleta corta. Por caso, el del actual gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, aliado de Pichetto en la reciente elección provincial y candidato a la Cámara baja. El oficialista Movimiento Popular Neuquino también ofrecería esa modalidad. Allí la lista será encabezada por Guillermo Pereyra, acompañado por la actual ministra de Turismo de la provincia, Marisa Focarazzo.

Entre los mandatos que se vencen están los del presidente provisional, Federico Pinedo, y del radical Angel Rozas.

El bloque Justicialista es el que pone más en juego. Incluso su nombre y su propia existencia. Luego de la decisión de Pichetto de acompañar en la fórmula al presidente, el espacio tiene que definir nuevas autoridades y si ratifica la mayor cercanía de varios de sus miembros hacia el kirchnerismo, luego del acuerdo amplio en el Frente Todos. Los entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath; los santiagueños Blanca Porcel y Ada Itúrrez; el chaqueño Eduardo Aguilar; y los fueguinos José Ojeda y Julio Catalán Magni son los senadores que finalizan su mandato en diciembre próximo y están revisando el futuro del interbloque. El salteño Rodolfo Urtubey, hermano del precandidato a vicepresidente Juan Manuel Urtubey, en tanto, intentará hacer sinergia en Consenso 2030.

En cuanto al Frente para la Victoria, sólo renueva tres bancas: la del presidente del bloque, el neuquino Marcelo Fuentes, la de la chaqueña María Inés Pilatti de Vergara y la de la rionegrina Silvina García Larraburu. En tanto, la aliada de RIO-Frente Progresista, Magdalena Odarda también finaliza su mandato. Ninguno de ellos confirmó su decisión de disputar la reelección. Pero en el espacio son optimistas respecto de la posibilidad de sumar un número importante de bancas dentro del Frente Todos.

Proyecto Sur, en tanto, ya no tendrá representación, pero el espacio de Fernando “Pino” Solanas integra el frente de peronistas, kirchneristas y renovadores. Solanas ingresó al Senado en 2013 como parte de un acuerdo con la Coalición Cívica de Elisa Carrió. La alianza se mantuvo sólo durante la campaña y Proyecto Sur se quedó con la banca, en solitario.

Otro caso especial es el de Santiago del Estero. Allí terminan sus mandatos Blanca Porcel de Ricobelli, que reemplazó al actual gobernador Gerardo Zamora,y Ada Rosa Itúrrez, ambas del Frente Cívico por Santiago; y Gerardo Montenegro, del Frente Popular, también aliado de Zamora.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés