El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 11°C
Casa Rosada

El Gobierno y las provincias acordaron avanzar con la Ley Ómnibus

Tras cuatro horas de reunión, los mandatarios provinciales no llegaron a un acuerdo respecto a Ganancias con La Libertad Avanza

Nicolás Posse encabezó el cónclave con los gobernadores.
Nicolás Posse encabezó el cónclave con los gobernadores.
08 marzo de 2024

La primera reunión por el Pacto de Mayo comenzó esta tarde a las 15.15 en la Casa Rosada y continuaba pasadas las 18. El encuentro fue presidido por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos.

Entre gobernadores y vicegobernadores, las 24 provincias estuvieron presentes desde el inicio del encuentro. 

Entre los primeros gobernadores en ingresar por la explanada de la Casa Rosada se destacaron el bonaerense Axel Kicillof; el sanjuanino Marcelo Orrego, el porteño Jorge Macri, el puntano Claudio Poggi y la vicegobernadora de Santa Fe, Gisela Scaglia, en representación de Maximiliano Pullaro, quien no viajó a Buenos Aires por la crisis de seguridad en Rosario.

Los gobernadores peronistas se reunieron antes para acordar el discurso frente a los funcionarios de La Libertad Avanza, quien no participó de la cumbre. En ese encuentro previo, los mandatarios de Unión por la Patria convinieron "reclamar las deudas de las provincias, no avalar la restitución de Ganancias y sugerir un impuesto a los grandes ingresos".

Además de Posse, que se ubicó en la cabecera de la mesa, la delegación oficial estaba integrada por el ministro Francos, el secretario de Hacienda, Carlos Guberman; el de Interior, Lisandro Catalán; y el secretario ejecutivo de Gobierno, José Rolandi, informaron fuentes oficiales. El encuentro se desarrolló en el salón Eva Perón de la Casa Rosada.

El primero en retirarse de la cumbre fue el sanjuanino Orrego, quien dijo que perdía el vuelo de regreso a su provincia.

El avance hacia el diálogo

Luego de cuatro horas de reunión, los mandatarios provinciales dejaron la casa de gobierno antes de la conferencia de prensa que dará el ministro del Interior.

En la salida de la Casa Rosada, el chubutense Ignacio "Nacho" Torres aseguró que "el balance es positivo, fue una buena reunión de trabajo".

"Fue un buen punto de partida", dijo Jorge Macri, que consignó el encuentro como un primer paso para llegar a la aprobación de una nueva "Ley Bases".

Según afirmaron Torres y Macri al cabo del encuentro, el Gobierno propuso reflotar la Ley Bases y restituir la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, pero un grupo de gobernadores se opuso a esta segunda posibilidad. 

En tanto, acordaron armar dos comisiones: una para identificar los pedidos de las provincias y una segunda para establecer los proyectos que la Casa Rosada enviará al Congreso.

Tras el encuentro, el ministro Francos y los gobernadores Rogelio Frigerio y Osvaldo Jaldo se presentaron en una conferencia de prensa. "El Gobierno nacional nos entregó la Ley Bases condensada y ahora es el Congreso de la Nación el que tiene la última palabra, pero nosotros nos hemos comprometido a colaborar porque si le va bien al Gobierno nacional le va a ir bien a las provincias y a los argentinos", dijo el tucumano Jaldo.

Francos, por su parte, admitió que hubo gobernadores que plantearon la restitución del Fondo del Incentivo Docente (Fonid) y del Fondo Compensador del Transporte, que fueron cortados por la Casa Rosada. "En esos temas no nos pusimos de acuerdo, porque son competencia de las provincias", advirtió el ministro del Interior.

El funcionario de Milei expresó que la reunión permitió un avance en torno al diálogo que se necesita para lograr las reformas que propone el Presidente.

Los objetivos

Con el cónclave, La Libertad Avanza estableció un canal de diálogo con los gobernadores para acordar un paquete de fondos para las provincias a cambio de apoyos políticos para volver a impulsar la Ley Ómnibus

En este "preacuerdo" del Pacto de Mayo, el Gobierno pretende lograr pasar el corazón económico del proyecto y así habilitar la discusión sobre los diez "mandamientos" que enunció Milei el 1 de marzo y que quiere que sean firmados en Córdoba el día patrio. 

Los puntos fundamentales para el oficialismo son los capítulos vinculados a las facultades delegadas al Poder Ejecutivo, las privatizaciones, la reorganización administrativa del Estado, las desregulaciones económicas y la reforma en hidrocarburos y el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI).

A ese paquete, se sumaría una nueva fórmula jubilatoria que implicaría una actualización por inflación desde la sanción de la ley (es decir, que no contemplaría la licuación de los haberes de los últimos dos meses). El Gobierno también quiere introducir el capítulo de la reforma laboral que estaba en el DNU y fue frenado por la justicia a partir de un planteo de la CGT. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés