El Economista - 73 años
Versión digital

lun 15 Jul

BUE 15°C
Negociación

El Gobierno ejerce presión sobre los gobernadores: solo revertirá Ganancias si apoyan la Ley Ómnibus y el DNU en el Congreso

Desde la Casa Rosada se ejercerá presión a los gobernadores, ya que reconocen que LLA no cuenta con los números necesarios en el Legislativo

El presidente Javier Milei y los gobernadores provinciales, en la Casa Rosada.
El presidente Javier Milei y los gobernadores provinciales, en la Casa Rosada.
29 diciembre de 2023

Javier Milei está convencido de que "la demora del Congreso puede conspirar contra la salida de la crisis de Argentina". Como antídoto a esta realidad, el Presidente está dispuesto a avanzar ejerciendo presión "a todo o nada" con el DNU de desregulación de la economía y la ley Ómnibus. 

Con esa posición de arranque de la negociación, el oficialismo busca aprobar el proyecto durante las sesiones extraordinarias y advierten que en el sector no están dispuestos a extender el período ni a hacer grandes concesiones.

Usarán como principal moneda de cambio el postergado proyecto para dar marcha atrás con la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, una medida clave para los gobernadores que Milei se había comprometido a impulsar asumiendo el costo político, pero que no presentará hasta que no le hayan asegurado respaldo.

"No se trata de un chantaje, es parte de la negociación política", dijo un funcionario del círculo del Ejecutivo. 

Hace días, en la reunión que le organizó el ministro del Interior, Guillermo Francos, con todos los gobernadores, el primer mandatario se había comprometido a revertir el tributo coparticipable, recortado durante la campaña de Sergio Massa

"Ellos tienen que hacer su aporte y cumplir con su parte para que aprobemos la ley. Si nos ayudan con la gobernabilidad, nosotros los ayudamos a ellos con ganancias", resumen en la cúpula del Gobierno. Y agregan: "Sería naif darles esa ayuda antes de que salga lo otro".

El oficialismo corre en desventaja en el Congreso, ya que no tienen los números garantizados en la Cámara baja ni tampoco en el Senado. Por eso, la vía de negociación será vital para palear la falta de sustento legislativo y permitir el avance de sus proyectos. 

La Libertad Avanza tampoco descarta otras herramientas de presión, tal como la posibilidad de convocar a un plebiscito e incluso avanzar con un nuevo mega DNU como el que ya emitió para desregular la economía. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés