El Economista - 70 años
Versión digital

mie 28 Feb

BUE 23°C
Provincias

El futuro será con el interior o no será

El peso electoral de Córdoba y la decisión de sus autoridades de no apoyar a ningún candidato en el balotaje, colocan a Juan Schiaretti y a Martín Llaryora ante la posibilidad de liderar al peronismo con base en las provincias.

Llaryora frente al desafío de liderar el peronismo.
Llaryora frente al desafío de liderar el peronismo. .
Juan Manuel Beron 22 noviembre de 2023

La contundente victoria de Javier Milei en todo el país provoca una reconfiguración del espectro político partidario en todos los niveles y, en gran parte, la respuesta de esto se encuentra en el interior del país. 

A nivel partidario

En primer lugar, cabe destacar que el protagonismo de Córdoba en este balotaje como el principal centro de transferencia de votos a Javier Milei confirma la hipótesis que mencionamos en una anterior. Lo importante se hallaba en la afinidad que el candidato liberal lograría en la relación con este electorado que contiene características particulares a comparación de otros distritos. Esto explica el millón de votos de diferencia que ayudó a su elección (sin desmerecer el papel de las demás provincias del centro).

En este momento queda pendiente delinear un boceto de cómo se configurará el rol de la dirigencia de ahora en adelante y, específicamente, el de Juan Schiaretti y Martín Llaryora. Lo cierto es que por primera vez en décadas, el peronismo nacional se encuentra con un competidor directo en los sectores populares y es la Libertad Avanza. Fuerza que no sólo penetra en los barrios periféricos sino también en los estratos más privilegiados de la sociedad.

Ahora bien, en los hechos reales Axel Kicillof podría ser el predilecto para representar a un gran sector del PJ, pero las puertas están abiertas para que los dirigentes del modelo cordobés avancen en el territorio nacional y construyan una base sólida con la ayuda de gobernadores y otros actores para reconfigurar el liderazgo del peronismo. 

Kicillof no cuenta con el mismo margen de maniobra que los dirigentes cordobeses, ya que en la provincia de Buenos Aires el peronismo tendrá un arduo trabajo introspectivo para reconstruir la relación con su electorado, dado que los resultados de esta elección no se tradujeron en los 10 puntos de diferencia que se esperaban. En cambio, el peronismo cordobés al no jugarse por ninguno de los dos candidatos, continúa manteniendo un capital político que le permite no sólo sumar gobernabilidad en la gestión de Llaryora, sino también potenciar el espacio hacia afuera. El que nada apuesta, nada pierde. 

Es importante recordar que al día de hoy Schiaretti es el dirigente peronista con mejor imagen a nivel nacional y Llaryora, es el nuevo jefe provincial del segundo distrito más grande del país con niveles de aprobación por encima de la media. Las condiciones están dadas para intentar una vez más exportar el modelo o buscar un espacio de liderazgo entre los peronistas del interior del país. 

A nivel de poder y gobernanza

Muchos de los autores que desarrollan el concepto de gobernanza en el campo de la Ciencia Política reconocen una condición normativa o de evaluación constante en el proceso de gobernar y esta puede ser exógena o endógena. 

Con la nueva conformación de las cámaras legislativas, La Libertad Avanza tendrá un limitado margen para llevar adelante la mayoría de las medidas que buscan implementar, y para eso las bancas de las fuerzas provinciales serán sectores claves, pero para ello será necesario negociar. 

Podríamos pensar que los próximos meses estarán caracterizados por una evaluación exhaustiva desde aquellos espacios que no son afines a los liberales, pero que en alguna medida puedan llegar a acompañar. 

El rol de los gobernadores se verá protagonizado por el alcance o no del quórum en Diputados y Senadores, es por ello que, además de buscar una posible reconstrucción del peronismo a nivel nacional, las primeras líneas de Córdoba cuentan con la posibilidad de conquistar un poder de tracción que influya en la gobernabilidad que tanto necesita  Milei. 

Los resultados son recientes y los análisis prematuros. Pero por el momento tenemos en claro que los grandes ganadores del peronismo a nivel nacional son Schiaretti y Llaryora. De ellos depende que este logro se pueda capitalizar y expandir. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés