El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

El 94% de ejecutivos del Estado no concursaron

14-02-2017
Compartir

El 94% de las personas que tienen a cargo funciones ejecutivas en el Estado no fueron seleccionados por concurso, según un informe reciente realizado por el GPS del Estado. Dichas personas ocupan cargos técnicos clave, funcionando como nexos entre las cúpulas políticas y los empleados municipales y, según el informe, al menos en el 51% de los casos no cumplen con los requisitos exigidos para ocupar sus posiciones.

A este grupo de trabajadores estatales, que constituyen un universo de 2.682 cargos repartidos en los 23 ministerios, se lo denomina Alta Dirección Pública (ADP). Son los responsables de gestionar estratégica y operativamente una organización estatal, así como de gestionar su entorno político. Tienen a cargo funciones ejecutivas de nivel equivalente a una dirección nacional o dirección general, jefatura, coordinación o dirección simple.

Según señala el informe elaborado por Gonzalo Diéguez, director del Programa de Gestión Pública del Cippec, en América latina existen tres tipos de sistemas de alta dirección pública. El “sistema de posiciones” toma como criterio de acceso al mérito; el “sistema de carrera”, por otra parte, reposa en la permanencia de los empleados y en su crecimiento al interior de la estructura. Por último, el “sistema político” se encuentra atado a un criterio de acceso discrecional basado en la “confianza política”. Ese último es el que ?según el informe? se utiliza en Argentina, al igual que en otros países de la región como Paraguay y Honduras. “Desde inicios del 2002 hasta la actualidad, los cargos públicos con funciones directivas han sido cubiertos centralmente a través de una modalidad de corte discrecionales: las designaciones transitorias de las posiciones con funciones superiores”, señala el informe.

En Argentina, y según lo publicado en el Boletín Oficial, el 94% de las personas que ocupan estos cargos no concursaron. Es decir, sólo el 6% atravesó esa instancia de selección. En otros países de la región como Chile, el número de directivos concursados asciende al 90%, e incluso en Brasil alcanza el 68% del total. Por otro lado, en Argentina sólo el 83% de ellos son profesionales, mientras que en Perú lo son el 100% y en Brasil el 94%.

A juicio de Diéguez, el sistema “político” que rige la modalidad de designación afecta la igualdad en el acceso al Estado y vulnera el principio de mérito. De hecho, de los datos procesados se desprende que al menos el 51% de quienes ocupan estos cargos no cumplen con los requisitos exigidos.

Durante el año 2016 se llamó a concurso para cubrir 21 cargos dentro de la Dirección de Museos Nacionales, lo que si bien significó un avance respecto de los años anteriores, representó sólo el 1% del total de la alta dirección pública. Para el 2017 el Gobierno se ha propuesto realizar 500 concursos. “Parece una cifra ambiciosa, que de todas maneras si se concretara representaría el 19% del total de universo de directivos públicos en el Estado Nacional”, dijo a este diario Diéguez.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés