El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Polémica

De Pedro opinó sobre los que proponen la libre tenencia de armas en Argentina

A pocos días de la masacre ocurrida en un colegio de Texas, Estados Unidos, que dejó un saldo de 19 muertos

"Algunos plantearon que en Argentina debía desregularse el acceso y uso de armas. Rechazo esta irresponsabilidad", dijo Wado
"Algunos plantearon que en Argentina debía desregularse el acceso y uso de armas. Rechazo esta irresponsabilidad", dijo Wado
Telam 27-05-2022
Compartir

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, rechazó la desregulación al acceso y uso de armas y calificó como "irresponsables" a quienes plantean implementar esas políticas en Argentina, al mostrarse "conmovido" por la masacre ocurrida esta semana en un colegio de Texas, Estados Unidos, que dejó un saldo de 19 muertos.

"Esta misma semana algunos plantearon que en Argentina debía desregularse el acceso y uso de armas. Rechazo esta irresponsabilidad. Como diputado impulsé la creación de la ANMAC para consolidar la política de control de armas en Argentina, algo por lo que fue premiada por la ONU", señalo De Pedro como parte de un hilo publicado en su cuenta de Twitter.

Ayer, el diputado de La Libertad Avanza, Javier Milei, se mostró “a favor de la portación de armas”.

"Estoy a favor de la libre portación de armas, definitivamente. Como seguidor de Gary Becker (economista estadounidense) y adherente a su teoría y a la evidencia empírica, cuando a una actividad le bajás el costo y aumenta el beneficio, esa actividad se expande", fundamentó Milei en declaraciones al canal TN.

"En cambio, cuando prohibís el uso de armas, los delincuentes por más que se lo prohíban las usan igual. Aumentan los beneficios esperados y hay más delincuencia", justificó al exponer su postura sobre la tenencia de armas.

"Nos conmovió la matanza en una escuela de Texas, EE.UU. Este año hubo 27 tiroteos en escuelas, 119 desde 2018, según datos de la Organización Education Week. Cuando esto pasa, toda una nación discute qué hacer pero intereses muy poderosos traban una solución", afirmó De Pedro.

En ese sentido, agregó: "En las escuelas están las personas que más amamos y de las que somos responsables. La sociedad, pero fundamentalmente la escuela, debe ser siempre un espacio libre de violencia y de discriminación. De paz. De convivencia. De futuro".

En tanto, el diputado y presidente de la Coalición Cívica (CC), Maximiliano Ferraro, se despegó de las declaraciones del diputado libertario.

"La masacre ocurrida en Texas, donde murieron 19 menores y 2 maestras, es terrible. No puedo concebir cómo algunos insisten en fomentar discursos violentos, armamentistas, supremacistas y extremos en nuestro país. La portación libertaria de armas es barbarie", sostuvo Ferraro en su cuenta de Twitter.

  • En tanto, el diputado provincial Daniel Lipovetzky (JxC) dijo a Télam que "no se entiende el objetivo del planteo de Milei" y agregó: "Creo que él asoció la venta de armas libre con la seguridad, y esas cuestiones hay que discutirlas con datos".

Para Lipovetzky, en el tema de armas "los controles del Estado son necesarios" y "muchísimos países lo tienen porque estamos hablando de armas que provocan daños y muertes y es lógico que el Estado registre y controle eso".

También analizó que el diputado libertario "suele ser provocador y buscar golpes de efectos en la comunicación, algo en lo que cada uno comunica como quiere, pero no me parece muy feliz en este marco donde acaba de suceder lo que sucedió en Estados Unidos".

Por otro lado, María del Carmen Verdú, titular de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), salió a responder a Milei al afirmar que su figura "promueve la violencia".

"Es razonable y coherente con las posturas que tiene frente a la vida; por eso, va a las actividades políticas usando chaleco antibalas, porque promueve la portación de armas y la violencia", indicó la referente de esa organización en diálogo con Télam.

Verdú comparó las declaraciones de Milei con otras realizadas en el pasado por la titular del PRO y exministra del macrismo, Patricia Bullrich: "Cuando dice 'quien quiera estar armado que esté armado', es historia vieja. Quieren instalar ese modelo para nuestro país, el modelo de una sociedad como la de Estados Unidos, atravesada por las política de odio, donde cualquiera con 18 años va a un súper a comprar una pistola", manifestó.

Trump en la NRA

La Asociación Nacional del Rifle (ANR), la principal organización que impulsa el libre uso de armas en Estados Unidos, abrió hoy su encuentro anual en Houston (Texas), marcado por la cercanía del tiroteo en la escuela de ese mismo estado.

La primera jornada del encuentro generó especial expectativa por la anunciada presencia del expresidente Donald Trump.

Mientras cientos de manifestantes opuestos a la organización gritaban a las afueras del recinto, Trump se aprestaba a reclamar “una revisión de arriba a abajo en la seguridad de las escuelas”.

“La existencia del mal en nuestro mundo no es una razón para desarmar a los ciudadanos respetuosos de la ley. La existencia del mal es una de las mejores razones para armar a los ciudadanos respetuosos de la ley”, señaló Trump.

Y dio por hecho que "las diversas políticas de control de armas impulsadas por la izquierda no habrían hecho nada para evitar el horror ocurrido".

Trump leyó los nombres de los 19 niños muertos en Uvalde, a quienes describió como víctimas de un "lunático" fuera de control, y advirtió que los esfuerzos para imponer controles más estrictos al acceso a las armas eran "grotescos".

Creada en 1871 por dos veteranos de la Guerra Civil, la ANR conformó en 1975 el Instituto para la Acción Legislativa, desde donde buscó ejercer un fuerte lobby para defender la Segunda Enmienda de la Constitución, que permite la posesión de armas de fuego, un derecho que data de 1791 y que deja mucho margen de interpretación.

A pesar de reveses en los últimos años, la NRA todavía conserva una influencia dominante entre funcionarios y legisladores.

En las elecciones presidenciales de 2016, la NRA gastó US$ 20 millones en una campaña de publicidad negativa contra la candidata demócrata Hillary Clinton y US$ 10 millones  a favor de Trump.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés