El Economista - 70 años
Versión digital

mie 24 Abr

BUE 12°C
Frente de Todos

Aníbal quiere que lo premien a Alberto

Hay argumentos suficientes para pensar que Alberto estará en la grilla de candidatos en 2023

"Alberto ha conseguido cosas mágicas para el país y eso debiera premiarse", dijo Aníbal
"Alberto ha conseguido cosas mágicas para el país y eso debiera premiarse", dijo Aníbal
13 julio de 2022

Con una imagen deteriorada y una elevada tasa de inflación, muchos analistas consideran que Alberto Fernández no puede ganar las elecciones de 2023, y más aún, siquiera estará en condiciones de presentarse. 

Aníbal Fernández no piensa lo mismo y afirmó en una entrevista que acompañará su candidatura. Si bien falta más de un año para las primarias, hay varios datos a tener en cuenta:

  1. Es obvio que el Presidente debe transmitir la sensación de que será candidato porque de lo contrario su poder se diluiría desde el mismo momento en el que diga que no competirá en 2023. Sería la imagen del “pato rengo” que utilizan en Estados Unidos.
  2. Forma parte de la naturaleza del sistema presidencialista con una reelección inmediata que el Presidente busque su reelección. Lo hicieron todos los mandatarios argentinos desde la reforma del ´94, con la excepción de Néstor Kirchner que le cedió la candidatura a Cristina.        
  3. La apuesta es a que la situación económica mejore en los meses previos a la elección que es el momento en el que muchos ciudadanos deciden su voto. A más de un año de las primarias, nadie tiene el “boleto picado” aunque el presente sea muy complicado.
  4. Aníbal sostuvo que “a Alberto no lo designó Cristina sino que lo hizo el pueblo”.  Es cierto que ella hizo la construcción y fue la mayor contribuyente de votos, pero con ella solo no alcanzaba. Y por eso el aporte de Alberto para convocar al resto del peronismo para que se incorpore al Frente de Todos fue clave. Aníbal da a entender que ese aporte sigue siendo indispensable.
  5. Si el FdT no impulsase la reelección de Fernández sería interpretado como que en su propio espacio se considera que su Gobierno fue malo. En ese caso ¿cuál sería el argumento para convocar a votar a otro candidato de una coalición que viene de un fracaso?  Intentar desplazar a Alberto debilitaría a todos los potenciales candidatos del actual oficialismo. Es lo mismo que le hubiese ocurrido a María E. Vidal si hubiese sido candidata en lugar de Mauricio Macri en 2019.
  6. Hay una sola persona en el FdT que tiene más votos que Alberto: Cristina. Eso podría abrir la puerta a su candidatura, pero si desiste de presentarse, no sería una buena opción que intente nuevamente trasladarle sus votos  a otro candidato porque ese esquema deriva inexorablemente en gobiernos  con mucha tensión interna. Por lo tanto: no tiene sentido que el kirchnerismo intente reiterar el esquema de 2019, pero con un nombre distinto al de AF.

Podrá debatirse que si lo que hizo Alberto “debiera premiarse” como pide Aníbal, pero su eventual candidatura se sostiene en la lógica política de este tiempo y hay argumentos suficientes para pensar que estará en la grilla de candidatos en 2023. 

13_07_placa-frase_anibal-fernandez
 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés