El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 May

BUE 10°C
Declaraciones

Alberto Fernández acusó al FMI de tratar de imponer un programa que el Gobierno no está de acuerdo

El Presidente aseguró que el país no puede afrontar el próximo pago al FMI de US$ 19.000 millones

Alberto Fernández
Alberto Fernández
10 enero de 2022

El presidente Alberto Fernández afirmó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) “intenta imponernos un programa” a la Argentina. A su vez, señaló que por eso hay una demora en las negociaciones con el organismo de crédito internacional para reestructurar los pagos pendientes por el préstamo del orden de los US$ 44.000 millones que tomó el gobierno de Mauricio Macri.

“El Fondo dice en sus estatutos dice que el FMI analizará el programa que el país proponga, pero en verdad lo que intenta hacer el Fondo Monetario, una vez más, es imponernos un programa y ahí no estamos de acuerdo”, aseguró el primer mandatario en una entrevista con la radio AM 750.

También reconoció que “Argentina está absolutamente impedida de afrontar ese pago. Nadie piensa seriamente en el mundo que Argentina puede pagar, entre capital e intereses, 19 mil millones de dólares este año”.

Ante la pregunta sobre si el país podría ingresar en default, Fernández señaló que “la única evaluación que estoy haciendo es llegar a un acuerdo con el FMI”.

Sin embargo, aclaró que continúa la negociación de un acuerdo que le permita al país, según la mirada de las autoridades locales, crecer para poder pagar las deudas. “El Fondo tiene una cuota de responsabilidad de lo que pasó. Me parece que, más allá de la responsabilidad que cada uno tenga, el gobierno y las autoridades del fondo de entonces, habiendo entregado un préstamos incalificable en términos técnicos, a eso sobreviene una pandemia: no se le puede pedir a un país como Argentina más exigencia que la que un país puede dar”, añadió.

“La discusión es ver cómo tiene que ser el programa, si es como el que proponemos, con crecimiento para afrontar pagos, o es, otra vez, volver a la receta eterna del Fondo, que es más ajuste, achicar la economía, importar menos para que los dólares que sobren que alcancen para. Para hacer eso no estamos, por eso se demora la discusión”, aseguró el presidente.

Asimismo, llamó a todos los espacios políticos a trabajar unidos para que “la negociación permita que el crecimiento no se detenga y que la deuda no se vuelva en un nuevo padecimiento”. 

“Este es un problema que va a atravesar a varias generaciones, a mi gobierno y el que termine y que empiece en 2027. Lo razonable es transparentar dónde estamos y dar un mensaje claro de la dimensión del problema que tiene la Argentina”, afirmó el Presidente haciendo referencia a las diferencias que hay en la oposición sobre si apoyar o no el diálogo del gobierno nacional con el Fondo.

“Encontramos retóricas vergonzosas de quienes generaron el problema. En el año 2018 la Argentina no le debía un centavo al Fondo Monetario. Mal que les pese, estas fueron las decisiones que tomaron ellos, que le van a costar a Argentina el esfuerzo de generaciones, lo mejor es trabajar unidos para encontrar una solución para la Argentina”, subrayó. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés