El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Actos dispersos por el día del militante

18-11-2016
Compartir

Como pasó hace un mes con el día de la Lealtad, esta otra cita de la simbología peronista pasó con actos dispersos y críticas entre fracciones. El día del militante, que recuerda el primer regreso de Perón al país luego de su largo exilio, en noviembre de 1972, fue celebrado ayer sin festejos unificados y lejos de la tradición de las grandes manifestaciones.

El que apuntaba a ser el más convocante era el del Partido Justicialista bonaerense, encabezado por su presidente, Fernando Espinoza, en la Quinta de San Vicente donde están los restos de Perón. Pero fue menos de lo que se esperaba. Del encuentro, en el que estaban invitados los 55 intendentes peronistas de la provincia, sólo participaron dos: la jefe comunal de La Matanza, Verónica Magario, aliada a Espinoza; y su par de Cañuelas, Marisa Fasi. El Grupo Esmeralda, se sabe, es el más enfrentado con la conducción del partido. Pero tampoco estuvieron los Fénix, representados sólo por Magario.

En su discurso, Espinoza vaticinó que “el peronismo provincial unido en un solo frente electoral” triunfará en las elecciones legislativas de 2017. “Estamos comprometidos con la unidad y vamos a ir unidos en un solo frente electoral para ganar las elecciones legislativas el año que viene”, afirmó, luego, como mensaje a sus oponentes internos. A su lado estaban, la diputada y vicepresidenta del PJ provincial, Cristina Álvarez Rodríguez, sobrina nieta de Eva Perón, y los legisladores Carlos Kunkel, Juan José Mussi y Karina Nazábal y Darío Díaz Pérez, entre otros. También se vio a los exintendentes Juan Pablo Anghileri, de General Rodríguez; Hugo Curto, de Tres de Febrero; y Daniel Di Sabatino, de San Vicente.

Los gobernadores peronistas, en su mayoría, encabezaron los actos en sus provincias. Salvo, Juan Manuel Urtubey, mandatario salteño, que tuvo el suyo en Pilar, provincia de Buenos Aires, en su intento de ganar terreno en su disputa por la conducción del fragmentado universo peronista. Allí, el gobernador convocó a “resignificar” la militancia en el país y planteó que uno de los desafíos del PJ es “pensar cómo hacemos para que el peronismo vuelva a ser movilizador social”. Y, en crítica al kirchnerismo, señaló que “el peronismo debe comprender que “la lógica de organización social sobre la que se paró el peronismo hace 70 años no vuelve más”. Por su parte, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner celebró el día recordando un discurso de Néstor Kirchner en el Encuentro Nacional de la Militancia del 11 de marzo de 2004, cuando era presidente. Lo hizo a través de las redes sociales y destacó una frase: “No vine a dejar las convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno”. Y una definición: “Yo aprendí durante toda mi vida de militante que lo importante es poder ir llevando paso a paso nuestras ideas para poder concretarlas”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés