El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 14°C

Unifican el comercio de carne en la Patagonia

El Gobierno Nacional oficializó la medida y habilitó el ingreso de la mercadería proveniente del norte, al sur de la región.

17 mayo de 2016

Luego de años de vaivenes y reclamos, el Gobierno decidió acompañar la medida dispuesta por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para unificar los criterios de movimientos de animales y otras mercancías en todo el territorio de la patagonia, por lo que a partir de ahora toda la región podrá adquirir carne bovina, ovina y porcina proveniente de la zona sin vacunación contra la fiebre aftosa “porque la separación trae consecuencias sociales, económicas y comerciales”, según estableció la Resolución 249/2016 publicada ayer en el Boletín Oficial.

El conflicto está vinculado con el estatus sanitario, cuestión en la que los gobernadores trabajan hace años, desde que se dividió a la zona en Patagonia Norte A, que abarca el departamento bonaerense de Carmen de Patagones, el norte de Río Negro y gran parte de Confluencia y Picún Leufú, en Neuquén; Patagonia Norte B, que comprende al resto de las provincias de Río Negro y Neuquén; y Patagonia Sur, que alcanza a Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Sucede que hasta la semana pasada la región A no podía proveer mercadería a las otras partes del territorio y eso provocaba distintos conflictos relacionados con caída de ventas, rentabilidad y oferta de empleos.

Qué dice la norma

Con esta habilitación, se abrirá un nuevo panorama para el sector ganadero del sur, aunque deberá cumplir con ciertos requisitos. En primer lugar, se prohibirá el ingreso de animales de especies susceptibles a la fiebre aftosa provenientes de la Patagonia Norte A que hayan sido vacunados contra esa enfermedad, así como tampoco se podrán enviar vacunos a establecimientos habilitados por el Senasa como proveedores de hacienda para exportación. Asimismo, los frigoríficos de la zona Norte B y Sur deberán contar “con habilitación e inspección del Senasa o provincial otorgada por autoridad competente” para poder recibir ganado con destino a faena de la región Norte A.

Paralelamente, las empresas que vendan carnes frescas con o sin hueso, productos elaborados con carnes, chacinados y menudencias crudas y procesadas estarán obligadas a “tener implementados procedimientos de trazabilidad, los que serán verificados por el Servicio Oficial destacado en el Establecimiento”.

En tanto, el texto indica que las plantas de faena autorizadas para exportar interesadas en la recepción de productos cárnicos derivados de rumiantes, deberán solicitar la aprobación a la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria.

Weretilneck celebró la medida

El gobernador de Río Negro valoró el anuncio del Ministerio de Agroindustria de la Nación y aseguró que “es el resultado de muchos años de trabajo e inversiones del gobierno rionegrino y de los propios productores, los que en todo momento demostraron su compromiso para poder sostener el status sanitario en nuestra región”. En esa línea, el mandatario subrayó que “el desarrollo de la ganadería y la consolidación de la terminación del ciclo productivo acarrea la necesidad de crecer en los valles irrigados, con el incremento en la producción de cereales y pasturas”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés