Todo listo para exportar carne a Estados Unidos

Para el Senasa, desde el segundo semestre habrá envíos a un mercado que estaba prácticamente cerrado.

25-04-2016
Compartir

Tras la visita de Barack Obama en marzo pasado, el sector ganadero comenzó un proceso de agilización para reactivar las exportaciones de carne vacuna a Estados Unidos, un mercado que se encontraba prácticamente cerrado desde hace más de una década. Tanto es así que el presidente del Senasa, Jorge Dillon, se animó a afirmar que desde el segundo semestre Argentina volverá a venderle al país norteamericano, aunque todavía faltan ajustar los últimos detalles en materia sanitaria. “Nuestro laboratorio tuvo que adaptar algunas técnicas diagnósticas, ya que hace muchos años que no exportamos a ese destino, y cambiaron las reglamentaciones y controles para detectar Escherichia Coli”, explicó Dillon. De todos modos, el organismo ya envió un documento para finalizar el proceso de equivalencias, que se encuentra en vía de análisis por parte de las autoridades estadounidenses. Por ello, el titular del Senasa cree que recién “en el segundo semestre vamos a poder estar operativamente bien”.

Mercado difícil

Las exportaciones de carne a los Estados Unidos cayeron de 750 mil toneladas en 2006 a menos de 250.000 en la actualidad. Pero el conflicto se remonta al año 2001, cuando un brote de fiebre aftosa hizo que el país, uno de los mayores compradores a nivel mundial, cerrara las importaciones desde Argentina, que había conseguido acceder a fines de los '90 a una cuota de 20 mil toneladas de carne sin pagar aranceles.

Si bien en 2007 se recuperó el estatus de libre de aftosa, EE.UU no retomó las compras, lo que llevó a un litigio ante la OMC que se resolvió recién en 2015, cuando la Organización le dio la razón a Argentina, que perdió cerca de u$s 1.600 millones durante los nueve años de vigencia de la restricción. En ese marco, la Agencia de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura estadounidense(Aphis, por su sigla en inglés) emitió un comunicado en el que informó que había modificado su regulación para permitir la importación de carne fresca (enfriada o congelada) desde Argentina y 14 estados de Brasil, bajo condiciones específicas de mitigación del riesgo de la enfermedad.

No obstante, no se registraron novedades significativas hasta la llegada de Obama, que generó reuniones bilaterales y el avance hacia un “mercado abierto”, como había dicho a principios de año el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, que permita alcanzar US$ 280 millones anuales.

Números que alientan

Directivos del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) estimaron que para el 2025 los envíos llegarán a 1,5 millones de toneladas por un total de u$S 7.000 millones, lo que le permitirá al país volver a ubicarse entre los cinco principales exportadores mundiales del producto.

En un trabajo acerca del futuro de la industria frigorífica, ABC dijo que se espera “un incremento de la faena del 29%, llegando a las 16 millones de cabezas, y un aumento del 47% en la producción, proyectada en 4 millones de toneladas de carne”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés