Se desacelera la actividad industrial

El Gobierno reconoce el impacto de Brasil.

18-05-2016
Compartir

El encuentro parecía destinado a promover las inversiones en el país, sin embargo, la realidad pudo más y el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, admitió lo que ya es un secreto a voces en el sector. “La actividad fabril está ralentizada”, señaló el funcionario y agregó que según los datos de marzo y abril “hubo una caída interanual de 3%, y si se excluye la actividad de la molienda un poco más”.

Etchegoyen habló frente a empresarios integrantes de las cámaras de comercio de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido y explicó el impacto que sufre la industria nacional por las dificultades que vive la economía brasileña. “Brasil está pasando por una tormenta perfecta, con crisis política y económica y una caída del producto industrial de casi 10% el año pasado”, destacó.

Los datos oficiales están en línea con el último informe de Actualidad Industrial de la UIA, según el cual en marzo la caída interanual de la producción en el sector manufacturero retrocedió 3,8% y sólo fue traccionado por la molienda, evitando peores indicadores. Etchegoyen recordó la participación que tiene Brasil como destino de muchas exportaciones argentinas, en especial de la industria automotriz, aunque el funcionario consideró que “a pesar de eso el mercado interno reacciona positivamente”. Para graficarlo el secretario dijo que entre enero y marzo “aumentó el patentamiento de vehículos y se detuvo la caída de la producción en el ámbito interno”.

Las declaraciones del secretario de Industria se produjeron el mismo día en que desde la industria textil difundieron datos alarmantes de caída del nivel de actividad en el sector. Al respecto, Jorge Sorabilla, titular de la Fundación ProTejer, señaló en declaraciones radiales que “la actividad textil cayó el 25% en promedio en estos primeros cinco meses”, y agregó que “un tercio se explica por la liberación de las importaciones, que crecieron el 7% en volumen y el resto por una caída de las ventas por menor poder adquisitivo de la gente, expectativas y una retracción de la gente a consumir”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés