SBS no cree que se cumpla el déficit 0%

“Mantenemos nuestra proyección para el déficit primario de 2019 en 0,5% del PIB”, dicen en un reporte

21-11-2018
Compartir

La meta fiscal de 2018 marcha cómodamente hacia su cumplimento, dice SBS en un informe difundido ayer. Hasta octubre, el rojo primario fue de 1,2% del PIB y, si bien se vienen meses exigentes para el Tesoro (sobre todo diciembre, con aguinaldos y bonos), el target de 2,7% del PIB será sobrecumplido. En rigor, según SBS, concluirá 2018 en 2,25% del PIB.

“Los últimos datos confirmaron que Argentina está en una muy cómoda posición para sobrecumplir su objetivo fiscal de 2018”, dicen desde el poderoso fondo local. “Coronando el gran desempeño de 2018, el déficit primario cerraría en torno a 2,25% del PIB (incluyendo el Programa de Inversiones Prioritarias), con el único interrogante siendo que porción de los gastos de 2019 será adelantada a este año”, agregan.

Pero, pensando en la dinámica fiscal a futuro, dice SBS, “vale la pena poner en perspectiva algunas cuestiones que operarían en contra del objetivo de equilibrio primario en 2019”.

Primero, las rentas de la propiedad aportaron 0,5 punto del PIB a los ingresos desde diciembre y asumieron un rol cada vez mayor en la consolidación fiscal. Tal como expresó Franciso Eggers en la edición de El Economista de ayer, “en los 10 primeros meses de 2018 rondan los $141.000 millones, casi la mitad de lo pagado por intereses de la deuda” y, en sólo dos años, se multiplicaron por 3,7 en valores reales. Volviendo a SBS, el informe dice: “No obstante, detrás de esto se esconde una holgada posición de depósitos en pesos devengando tasas de interés muy elevadas, algo que debiera revertirse a medida que el BCRA vaya estabilizando las variables nominales y la inflación caiga”.

Segundo, la indexación del gasto social funcionó como un viento de cola en 2018, pero agregaría 0,5 punto del PIB al gasto primario en 2019. Esto, lógicamente, por la desinflación que se espera dado que los ajustes se realizarán con una inflación pasada más elevada.

Tercero, la dinámica de los subsidios energéticos sugiere que los efectos de la depreciación del peso tornarían insuficientes los aumentos de tarifas de 2018 y, por ende, “el Gobierno tendría que impulsar nuevas subas y tratar de adelantar gastos”.

A la luz de todos estos factores y a la espera de un mayor impacto fiscal de la recesión, concluye SBS, “mantenemos nuestra proyección para el déficit primario de 2019 en 0,5% del PIB”. No es una buena noticia para el Ministerio de Hacienda.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés