Renovables: la primera licitación requerirá una inversión de US$ 1.300 M

El objetivo es la instalar 3.000 MW de potencia

25-04-2016
Compartir

La primera licitación destinada al desarrollo de obras de energías renovables, que se llevará a cabo a mediados de mayo, requerirá una inversión de US$ 1.300 M, según el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind. El objetivo de la licitación es elevar la participación de este tipo de energías dentro de la matriz energética del 1,8% actual al 8% hacia fines de 2017, lo que implicará inversiones por US$ 5.000 M hasta 2017.

“La primera licitación para obras de energías renovables se lanzará a mediados de mayo y es un primer paso hacia el objetivo del Gobierno Nacional de atraer inversiones por US$ 5.000 M para ampliar a 8% la participación de las mismas en la matriz energética del país hacia fines de 2017”, detalló el funcionario, en una entrevista con la agencia oficial de noticias Télam. “El esquema de licitaciones es el último eslabón de lo que es el plan de renovables. Vamos a estar saliendo en el segundo trimestre del año con las licitaciones, que son compras que hace el Estado Nacional por orden y cuenta de toda la demanda, el 100% de la demanda, no sólo los grandes usuarios, y con todos menos con aquellos que decidan salir a contractualizar energía renovable en forma directa”, manifestó.

El mercado de energías renovables empezó a atraer un gran interés tras la reglamentación a fines de marzo de la ley 17.191, que insta a llevar la participación dentro de la matriz energética del país de las fuentes alternativas de energía a 8% en 2017, 15% al 2020 y 20% al 2025. Así, el de energías renovables se convirtió en uno de los sectores con más movimiento y anuncios concretos de inversión para los próximos meses.

“El decreto reglamentario fue el punto que toma el Poder Ejecutivo para decir 'vamos para adelante con esto', y a partir de eso hay mucho interés en general de participar en el proceso; es un proceso público y competitivo que el Gobierno está llevando adelante, porque interesa muchísimo” la diversificación de la matriz energética nacional, planteó Kind, asesor del ex senador chubutense Marcelo Guinle en la redacción de la ley 17.191.

Además, planteó que el mayor interés está puesto en la instalación de proyectos de minicentrales hidrológicas y otras que provean energía de biomasa, además de origen solar y eólica y destacó que hay “muchísimo interés tanto de desarrolladores, inversores, bancos, fabricantes, fondos de inversión multilaterales y agencias de promoción de otros países”.

Este mes, por caso, el grupo Pampa Energía confirmó su interés en construir dos parques eólicos con una inversión inicial de US$ 400 M, en inmediaciones de la ciudad de Bahía Blanca.

“Con la primera licitación no se va a llegar al 8%, pero veremos cómo reacciona el mercado y vamos paso a paso. El primer objetivo es instalar 3.000 MW de potencia”, planteó Kind. Según Juan José Aranguren, ministro de Energía y Minería, en tanto, el sector “demandará al 2025 la generación de 10.000 MW de potencia” a partir de fuentes limpias.

“Para instalar 10.000 MW habrá que ver cómo evoluciona la estructura de costos conforme avancemos en las instalaciones”, indicó Kind. De acuerdo con las estimaciones actuales, el objetivo final de 10.000 MW requiere una inversión de entre15.000 y 20.000 millones de dólares . Además de su impacto en términos ambientales, según el Ministerio, el desarrollo de las energías renovables significará un ahorro. “Hay muchos beneficios en las energías renovables. Por un lado el beneficio económico directo es que resultan más económicas que lo que desplazan. Por cada unidad de energía renovable se reemplazan combustibles fósiles que son más caros en generación que lo que cuesta este reemplazo”, aseguró Kind. En la misma línea, según el Grupo de Energías Renovables, un desarrollo eólico de 8.000 MW de potencia hasta el año 2020 permitiría ahorrar unos US$ 14.000 millones en ese período, por reemplazo de importaciones de combustibles fósiles.

Uruguay busca exportar energía eólica a Argentina

Togely Company S.A., una de las empresas del grupo uruguayo Ventus, busca comenzar a exportar energía eólica a Argentina. Para eso, intentará gestionar siete parques en todo el país por un total de 69,3 MW para agosto de este año y ya firmó un contrato con la comercializadora argentina San Atanasio Energía S.A, según informó el director de la empresa Francis Raquet. Para que se haga efectivo, falta la autorización final por parte del Ministerio de Energía y Minería.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés