El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 May

BUE 11°C

Para Cabrera se reactivaron inversiones por US$ 20.000 millones

El funcionario adjudicó ese monto a inversiones latentes que estaban paralizadas en los últimos años.

18 mayo de 2016

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, tiene un optimismo a prueba de la realidad argentina. Pese a las dificultades que enfrenta la economía nacional, con una inflación que no cede, caída del nivel de actividad en casi todas las actividades, salvo las relacionadas con el sector agropecuario, y recrudecimiento de los conflictos salariales y en defensa de las fuentes de trabajo, ahora anunció que las inversiones se están reactivando y llegan a US$ 20.000 millones en los últimos meses.

Para Cabrera, en la actualidad se están ejecutando inversiones paralizadas en los últimos años en el sector industrial que alcanzan la cifra mencionada, a lo que el funcionario agregó otros US$ 5.000 o 6.000 millones en inversiones mineras y en el sector energético. Frente a la magnitud de las cifras, el titular de la cartera productiva aclaró que corresponden a proyectos que comenzarán a lo largo del año y han sido relevados tanto por el Gobierno como por consultoras privadas.

Las declaraciones fueron realizadas en el marco de un encuentro que tuvo lugar con las cámaras que reúnen a empresarios argentinos y empresas estadounidenses, canadienses y británicas. El ministro enfatizó que “se están ejecutando inversiones latentes, que estaban paralizadas en los últimos años”.

Clima inversor

“A fin de año, la inflación va a ser un tema del pasado, simplemente porque estamos combatiendo de una manera ordenada, disciplinada, profesional las razones que la causan”, subrayó Cabrera. No obstante, la cuestión del empleo es una preocupación, entendiendo que la verdadera función del Ministerio es “es generar empleo sustentable y de calidad para cumplir con el objetivo general de pobreza cero”.

Al respecto, Cabrera presentó algunos números globales y recordó que sobre 18 ó 19 millones de trabajadores, apenas 6,5 millones se desempeña en el sector privado formal, mientras que otros 4,5 millones lo hacen en el sector público. “A eso se agregan los profesionales exitosos con trabajo sustentable, pero hay también mucho empleo informal o trabajos autónomos no sustentables”, recordó. En su opinión, “el problema estructural es que no hay demanda de empleo”, pero evaluó que la única forma de generarlo es mediante la inversión.

Cabrera se refirió también a las medidas destinadas a eliminar restricciones al comercio exterior y “entrar de lleno al mercado financiero, que es el mercado de la confianza y que tanto tiene que ver con las inversiones”. Como ejemplo del nuevo clima que vive el país, hizo hincapié en la solidez del programa financiero, “ya que tenemos los recursos para financiar el déficit (fiscal) heredado” y un Banco Central disciplinado”. Pero el punto que decididamente constituye una piedra angular en las proyecciones del Gobierno es el Plan de Infraestructura, que tendrá un gran impacto, tanto a nivel de inversiones y actividad, como en el mercado de trabajo. El ministro dijo que “va a emplear a 200.000 personas cuando esté en régimen, dentro de un año”, y otro fue traccionado por la molienda, tanto se espera del plan de Aguas.

Integración

Aquellas inversiones latentes “fueron pensadas, analizadas, evaluadas y hasta aprobadas por los decisores de empresas instaladas en la Argentina”, señaló Cabrera, en un contexto en el que el Gobierno apuesta al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. Para superar esa situación confió en las pyme, “el eje alrededor del cual tenemos que apuntar el crecimiento”, y en la “integración al mundo, que es comprar, vender y recibir inversiones”.

En ese contexto, todo apunta a movilizar recursos y volcarlos al sistema productivo. “No vamos a aplicar políticas que no sirvan para la inversión; queremos encontrar los obstáculos estructurales que tiene la inversión y sacarlos, para mejorar el clima de negocios y simplificarle la vida al inversor”, reseñó Francisco Cabrera. Todo esto con una impronta muy marcada de apoyo a la innovación y el desarrollo.

Pese a que en estos momentos la economía brasileña atraviesa un momento difícil, desde Producción impulsan “la perspectiva de integrar junto con Brasil una plataforma productiva única”, al tiempo que estimó que “en cuatro años tenemos que estar absolutamente integrados”. En ese sentido, llamó a ver más allá de “las complejidades del cortísimo plazo”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés