El Economista - 70 años
Versión digital

mar 16 Abr

BUE 16°C
Más de la mitad de los millennials ya son dueños de viviendas.
Tendencias

Millennials y Real Estate: los "tecnoinversores" redefinen la compra venta de viviendas en Argentina y el mundo

Las "PropTechs" fueran evolucioando y se sofisticaron en la última década.

28 febrero de 2024

Más de la mitad de los millennials ya son dueños de viviendas y 40% se siente cómodo comprando propiedades en línea. El sector inmobiliario se vuelca al mundo digital y los jóvenes de entre 25 y 40 años renuevan el concepto de "propietario".

En plena era digital, los millennials se destacan como la generación de la inmediatez, la flexibilidad y la innovación. Nacidos entre los '80 y principios de los 2000, no solo adoptan las últimas tendencias tecnológicas, sino que además están remodelando el panorama inmobiliario a nivel mundial. 

Con el 52% ya siendo dueños de viviendas, según Apartment List, y un notable 40% sintiéndose cómodos comprando propiedades de manera completamente online, de acuerdo con Zillow, queda claro que los millennials están liderando el camino hacia un enfoque digital en las inversiones inmobiliarias.

En Argentina, el 47% de jóvenes de entre 25 y 40 años ya son propietarios, según Sedlac, una base de datos de la Universidad de La Plata. Esta cifra marca una diferencia significativa con mediados de la década del 90, cuando casi el 60% de las personas de la misma franja etaria eran dueñas de sus casas. 

"Frente a este escenario, es fundamental entender la mentalidad y las prioridades de los millennials, cuyo impacto digital en el mercado inmobiliario está transformando el proceso de compra de viviendas", afirma Sofía Gancedo, Co-Founder & COO de Bricksave.

El contexto económico actual plantea desafíos para cuidar los ingresos. Con un Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 211,4% en 2023, Argentina alcanzó al Líbano y a Venezuela y se convirtió en el país con mayor tasa de inflación del mundo. 

El mercado inmobiliario no escapa a este fenómeno: un estudio realizado por Monitor Inmobiliario en diciembre de 2023 mostró que para poder comprar un departamento de 30 metros cuadrados en Capital Federal es necesario ahorrar el sueldo completo durante 12 años.  

A esto se le suman los desafíos a los que se enfrentan los millennials a la hora de ahorrar. Según un análisis de Big Data & Analytics Equifax elaborado con datos de la Anses y del Banco Central, solo el 51% de estos jóvenes tiene un empleo formal, y sus niveles de endeudamiento duplican el nivel promedio estimado de sus ingresos. 

Así todo, el último relevamiento de Reporte Inmobiliario indica que durante 2023, en Ciudad de Buenos Aires se vendieron 20,1% más de inmuebles que el año anterior. 

  • Más aún, los millennials aparecen como uno de los grupos etarios que muestra mayor interés por adquirir una vivienda.

"Lo cierto es que este público joven atravesado por la era digital está reconfigurando el concepto de ser 'propietario'. Hoy existen alternativas como el crowdfunding que les permiten ser dueños de una vivienda de manera más accesible. Al reunir múltiples inversores y agruparlos para financiar grandes activos inmobiliarios, esta práctica les facilita a los millennials entrar en el mundo real estate destinando montos más pequeños a inversiones en las que de otro modo sería mucho más difícil participar", explica Gancedo.

La tecnología reforma todos los entornos en los que se involucra, y el sector inmobiliario no es la excepción. Gancedo señala que la digitalización permite no solamente simplificar el acceso al real estate, sino que además lo acerca a un público acostumbrado a pasar gran parte del día con el celular. De hecho, según un informe del motor de búsqueda de servicios móviles WhistleOut, los millennials pasan en promedio casi 4 horas por día sumergidos en la pantalla de sus smartphones, lo cual suma un total de 56 días por año.

Esto llevó a que las "PropTechs" fueran evolucioando y sofisticándose en la última década, lo cual no solamente dio lugar al surgimiento de nuevas plataformas de crowdfunding y de compraventa de inmuebles, sino que además incentivó el uso de innovaciones como big data, geolocalización y criptomonedas en el sector inmobiliario. 

La Co-Founder de Bricksave menciona que una de las últimas incorporaciones del mercado fue la tokenización combinada con blockchain, que garantiza más transparencia y flexibilidad para activos altamente ilíquidos ―es decir, con períodos de redención a largo plazo―, y garantiza un mayor acceso a los pequeños inversores.  

"El proceso consiste en crear una representación digital del activo para facilitar su negociación en el entorno digital. De esta forma, el token genera una serie de códigos, basados en reglas y procesos de identificación, que permiten la compra y venta del inmueble en su totalidad o en partes. Al dividir el valor de la propiedad en fracciones más pequeñas, la tokenización abre espacio para inversores principiantes con menos capital, como pueden ser los millennials, y democratiza el acceso al sector", asegura Gancedo.

  • En línea con las tendencias que impulsa este grupo de jóvenes adultos y con el contexto económico actual, algunas plataformas inmobiliarias empezaron a reducir los plazos de inversión, es decir, el período de tiempo durante el cual los fondos estarían comprometidos en una propiedad específica. 
  • Esto permite a los inversores reinvertir sus fondos de manera más rápida en nuevas oportunidades y les da más flexibilidad para adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado. Además, les abre la posibilidad de diversificar sus carteras, asignando fondos a múltiples propiedades en plazos más cortos, lo cual genera que se distribuyan los riesgos y potencialmente mejoren los rendimientos generales.

Así, invertir en real estate se convierte en una alternativa más atractiva para muchos millennials, que constituyen el 35% de los inversores en criptomonedas según un estudio realizado por CoinGecko. Si bien es un activo con alto potencial de ganancia en plazos cortos, suele ser considerado más volátil, lo que conlleva un mayor riesgo.

En Argentina hay 12,4 millones de millennials y en el mundo ya conforman el 22% de la población, con lo cual es evidente que su cosmovisión, sus intereses y su manera de consumir sacuden a la economía y a las tendencias en todos los mercados. 

"En lo que respecta al real estate, esta generación está abriendo paso a un sector inmobiliario regido por la búsqueda de alternativas accesibles y tecnológicas y que desafía los paradigmas establecidos, con la mira en un futuro financiero más sólido en un contexto desafiante", sostiene Gancedo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés