El Economista - 70 años
Versión digital

mie 19 Jun

BUE 14°C

Marzo sin brotes verdes: la industria volvió a caer

Para FIEL, entre enero y marzo retrocedieron casi todos los rubros (y sólo hubo avances en despachos de cemento)

27 abril de 2017

Desde hace semanas analistas de diversas vertientes sostienen que los indicadores de febrero marcarían un piso y que a partir del tercer mes del año comenzaba la recuperación. Ayer se conoció el Índice de Producción Industrial que elabora la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) y para sorpresa de muchos, la actividad manufacturera aún registra números en rojo en la comparación interanual.

El registro de producción industrial correspondiente a marzo revela una contracción de -2,4% frente a marzo de 2016. Sin embargo, hay que aclarar que en la medición de marzo de  2017 respecto de febrero pasado registró un salto de 21,4% (tomando factores estacionales) que se reduce a una mejora marginal de 0,2% en términos desestacionalizados. Por su parte, los datos del primer trimestre completo muestran un retroceso de -2,7% interanual, que cae a -0,9% en la medición desestacionalizada con el cuarto trimestre de 2016, que había registrado una mejora de 1,5% en los últimos tres mes del año pasado.

El panorama

Entre las ramas de actividad relevadas, el informe exhibe una mayoría de sectores en retroceso al término del primer trimestre, con algunos casos notorios como la industria automotriz, que cayó -8,3%; alimentos y bebidas (-5,1%);  petróleo procesado (-5%) o insumos textiles (-3,8%). También se observaron porcentajes a la baja en insumos para la industria química y del plástico (-2,9%); la siderurgia (-1,6%); papel y celulosa (-1,1%) y metalmecánica (-0,1%).

Aunque FIEL no lo aclara, hay que resaltar los casos de la siderurgia o la metalmecánica, cuyas caídas son muy inferiores a la de meses pasados. La explicación podría encontrarse en la evolución positiva de algunos segmentos de esos mercados que ya empezaron a reaccionar. Tal es el caso de la construcción o la desaceleración de la caída en automotores, para el caso del acero. También el fuerte crecimiento de la maquinaria agrícola, que compensa casi en su totalidad el retroceso que se observa en la fabricación de máquinas y equipamiento en general.

En el relevamiento por sectores el único rubro que exhibió números positivos fue minerales no metálicos, empujado por el incremento en los despachos de cemento, insumo clave en la construcción y la obra pública, otro de los sectores en alza.

Tomando la serie larga del índice, FIEL enfatiza que “esta débil e inestable fase transita por su sexto mes y alcanza un crecimiento equivalente anual del 2,2%, muy inferior al 10,7% promedio de las nuevas fases expansivas previas desde 1980 a la fecha”. Y en las proyecciones para el segundo trimestre, asegura que “se espera una moderada mejora interanual a partir del avance de la producción de minerales no metálicos ?impulsada por la obra pública y las construcciones privadas?, la siderurgia ? a partir del avance de las inversiones en el sector petrolero y el avance de la construcción?, entre otros”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés