Llega hoy al país una misión de empresarios italianos

“Misión empresarial en Argentina. 16-19 de mayo”, es la denominación oficial del viaje que harán representantes de grandes, medianas y pequeñas empresas de rubros identificados como potenciales para relanzar una relación bilateral que tuvo en 2015 un intercambio de US$ 2.322 M.

16-05-2016
Compartir

por Hernán Reyes Alcaide

Más de cien empresarios italianos de diversos rubros llegarán esta semana a una Argentina en la que ven como potenciales “la economía grande y diversificada” y la “disponibilidad de recursos humanos” y buscan aprovechar la “nueva fase para el país que abre la reciente elección de Mauricio Macri”.

“Misión empresarial en Argentina. 16-19 de mayo”, es la denominación oficial del viaje que harán representantes de grandes, medianas y pequeñas empresas de rubros identificados por ambos gobiernos como potenciales para relanzar una relación bilateral que tuvo en 2015 un intercambio comercial de US$ 2.322 millones, el más bajo en cinco años y que representó una caída de 12,7% respecto del año anterior.

Según el informe que preparó la estatal Italian Trade Agency a los empresarios que participarán de la misión que principalmente tendrá como escenario el Hotel Hilton y al que accedió El Economista, el año pasado Argentina vendió al país europeo por US$ 952 millones mientras que Italia exportó por US$ 1.370 millones, ratificando una tendencia de balanza comercial negativa para nuestro país que comenzó en 2012.

La composición de esa balanza comercial, según el informe del ITA, muestra un predominio de exportaciones con alto contenido industrial en el caso italiano (vacunas, farmaceúticos, componentes para automóviles, máquinas y aparatos mecánicos) frente a unas ventas argentinas con poco valor de industrialización (biodiesel, harina y pellets de soja y productos primarios como crustáceos y carne bovina).

Los sectores que participan en la misión son agroindustria; automotrices (con eje en autopartes), energía y tecnologías verdes; infraestructura y universidad e investigación, además de una fuerte presencia de dos de los bancos más importantes de Italia, como Unicredit y Banca Nazionale del Lavoro, según el último listado.

Entre los participantes figuran, entre otros, la energética Enel, Ferrovie del Stato Italiane y Finmeccanica en infraestructura, Pirelli en el rubro automotor y Rota Guido en agroindustria.

Durante los tres días de trabajo, participarán de las charlas sectoriales y de los encuentros generales varios hombres del Gobierno, como Miguel Braun, Ricardo Negri, Juan José Aranguren, Federico Sturzenegger y Lino Barañao.

Luego de los dos encuentros que tuvieron en febrero, primero en Buenos Aires y luego en Roma, el presidente Mauricio Macri y el premier Matteo Renzi, la misión que comienza este lunes busca ser el primer resultado concreto de lo que el embajador en Italia Tomás Ferrari definió a El Economista como “un resurgimiento en las relaciones entre ambos países”.

El desafío es incrementar el volumen de negocios, más allá de que al día de hoy Argentina es el tercer socio comercial de Italia en América latina, el segundo destino de las exportaciones italianas en el continente y su tercer proveedor.

Entre los ejes que el ITA resaltó a los empresarios se destaca el Plan Belgrano, al que mencionan como “una de las direcciones de desarrollo más puesta en evidencia incluso durante la campaña electoral”, y resaltan que se trata de un “ambicioso proyecto de recuperación” sobre el que el Gobierno argentino estimó inversiones por cerca de US$ 16.000 millones, del que no pocos de los visitantes gustaría participar.

La misión, que será encabezada por el viceministro de Desarrollo Económico de Italia, Ivan Scalfarotto, se da una semana después de que el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, tuviera una auspiciosa semana de trabajo en Roma, en donde avanzó en acuerdos de cooperación con universidades, centros de investigación y analizó posibles líneas de créditos en el área con bancos italianos.

Con el bajo perfil que lo caracteriza, Barañao firmó además un memorando de entendimiento con la Conferencia Industrial Italiana (Confindustria), “que tiene como objetivo canalizar inversiones de Italia en el sector de agroalimentos de Argentina”.

“La idea es crear un fondo de capital de riesgo en el que intervenga la banca italiana para invertir en empresas argentinas, y nuestra contrapartida es la valuación previa de la empresa en lo tecnológico. Ofrecemos financiar los desarrollos o innovaciones necesarias para alcanzar mercados en otras partes”, explicó Barañao, que durante las reuniones estuvo acompañado por el embajador en Roma, Tomás Ferrari.

“Queremos generar una asociación Italia-Argentina para terceros mercados. No es venderle parmiggiano a Italia, sino hacer un queso argentino con marca italiana para vender afuera”, graficó, y sostuvo que se busca apostar “al crecimiento del mercado alimenticio en Oriente, fundamentalmente, no tanto en lo masivo sino en productos de calidad”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés