El Economista - 70 años
Versión digital

lun 24 Jun

BUE 10°C

“La recuperación viene muy débil”

Guillermo Bermúdez (FIEL): "Para el 2ºT vamos a tener una recuperación de la actividad muy moderada en torno al 2%"

28 abril de 2017

Entrevista a Guillermo Bermúdez Economista senior de FIEL

En un contexto en el que la actividad industrial está mostrando algunos inidicios de mejora en sectores como la construcción y la actividad agropecuaria, pero que aún no logra extenderse a otros sectores, Guillermo Bermúdez, economista senior de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), sostiene que “la recuperación aún es débil, inestable y poco difundida”. Sin embargo, en diálogo con El Economista aseguró que hay elementos para pensar que la reactivación se puede consolidar a partir del segundo semestre.

¿La economía ya va a empezar a reactivarse?

Los datos del IPI-Fiel aún muestran caída. El primer bimestre dio pésimo. Después de varios meses en los que parecía que se daba un punto de giro pero no llegaba a concretarse, tuvimos un último trimestre del año muy bueno, con datos ajustados (desestacionalizados). Enero y febrero fueron malos en el ajustado y marzo terminó siendo positivo en 0,2% en el ajustado. Lo bueno es que cortó esa racha negativa y nos volvió a poner en una senda de recuperación. Comparado con las nueve fases expansivas que medimos con el IPI desde 1980, tenemos un anualizado de 2,2% frente al promedio de las expansiones que está en 10,7%. Es decir, esta es una recuperación que viene muy débil, es inestable y además es poco difundida pero tenemos elementos para pensar que no estamos al borde de un precipicio sino que, de a poco, podría llegar a consolidarse, sobre todo en este segundo trimestre. Si uno se pone a mirar los números de marzo en particular, la producción primaria siderúrgica (hierro primario y acero crudo) -los elaborados andan mixtos- son los que pegaron un salto en marzo y achicaron el ritmo de caída de todo siderurgia en el trimestre, y fueron los despachos de cemento en marzo los que hicieron que el bloque se pusiera al tope del ranking para el primer trimestre, creciendo 3,5%. También hubo algo de químicos que hizo también que se desacelerara un poco la caída. El resto viene mal. En cuanto a la faena vacuna, el año pasado estábamos reteniendo, caía la faena pero empezó a recuperar desde septiembre. La faena porvenía bárbaro, la de aves empezó a mejorar en la segunda parte del año pasado, todo lo que tenía que ver con maquinaria agrícola venía bien desde el primer trimestre de 2016, también se dio un salto en la molinería y la producción de aceites, todo eso más o menos anda. Lo que ocurre es que la recuperación no se difunde, entonces tenemos esta debilidad marcadísima.

¿En metalmecánica sólo está bien la maquinaria agrícola, no hay otro sector con recuperación?

Con recuperación no, pero lo que sí pasó en marzo es que los datos de línea blanca dejaron de caer. Desde mayo de 2016 las caídas en línea blanca eran muy marcadas. Pero no hay que perder de vista que hubo como un anticipo de compras de durables antes de las elecciones. Lo que hay que ver es si empezamos a tener una moderada recuperación de la producción de estos durables teniendo en cuenta que Precios Transparentes pegó negativamente y con la reversión de la medida, las ventas en volúmenes se estarían empezando a recuperar. Hay que ver si este dato de marzo para la línea blanca se sostiene en los próximos meses.

En función de eso, y teniendo en cuenta los acuerdos por paritarias, cierta recuperación de Brasil o algún otro aspecto que esté viendo ¿cómo cree que seguirá el IPI en lo que queda del año?

Para el segundo trimestre creemos que efectivamente vamos a tener una recuperación de la actividad muy moderada, no esperamos un crecimiento de la producción industrial de 4% o 5%, va a estar en torno al 2% para el segundo trimestre. Esto tiene que ver con dos cosas. En principio, el segundo trimestre de 2016 tuvimos la actividad completamente estancada, y eso nos da alguna base baja para que este trimestre tengamos alguna mejora. Esperamos que lo que empezó con siderurgia en marzo se repita al menos en abril y se empiece a sostener, porque la construcción no sólo en obra pública está arrancando sino que también hay algún movimiento en la obra privada. Los despachos en bolsa tuvieron un buen crecimiento en marzo y en el trimestre en particular. Siderurgia y minerales no metálicos van a seguir sosteniendo un poco este resultado que vimos en marzo y también estamos esperando una mejora de los ingresos reales a partir de mejoras en las jubilaciones y en las paritarias. Además, Brasil parece que está empezando a carretear. La actividad agregada tuvo la primera mejora en 85 meses, en términos desestacionalizados. Y la producción automotriz de marzo dio 18% arriba, en el trimestre tenemos 24% más de producción automotriz en Brasil. Los patentamientos subieron 5,5% en marzo. Y el dato más interesante crecieron 70% las exportaciones de Brasil en el trimestre.

¿Qué otros sectores podría empezar a mostrar una reactivación?

Se necesita que empiecen a encenderse los motores de insumos intermedios, de químicos y plásticos, ya hay sectores que están avanzando, por ejemplo plásticos para silobolsas y PVC para la construcción. Se tiene que encender todo este complejo amplio que representa el 40% de la industria, para que termine de arrancar con fuerza y se consolide.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés