La actividad económica se mantiene estancada

Según el IGA de Orlando Ferreres & Asociados el primer trimestre del año muestra un crecimiento de apenas 0,3%

22-04-2016
Compartir

En un escenario económico que está sintiendo los efectos del ajuste y la retracción del consumo interno, las estadísticas de los primeros meses del año reflejan también un estancamiento de los niveles de actividad económica. De acuerdo al Indice General de Actividad (IGA) que elabora Orlando Ferreres & Asociados (OJF), durante marzo se produjo una retracción del 0,9% en la comparación con el mismo mes del año anterior, en tanto que la estimación del primer trimestre creció 0,3% interanual. El informe aclara que la medición desestacionalizada registra una caída del 0,2% frente a febrero de 2016.

“Durante el primer trimestre del año la actividad económica ha evidenciado un estancamiento generalizado, siguiendo con la tendencia que se iniciara hace cuatro años”, asegura el informe. Entre los sectores más afectados por las medidas macroeconómicas, OJF menciona a las actividad relacionadas a la producción de bienes, reflejando una retracción de -1,3% frente al año anterior.

No obstante, el informe aclara que “una vez pasado este desemperíodo de reordenamiento (de las principales variables macroeconómicas) esperamos que se observe una reactivación de la economía en la segunda mitad del año, recuperación que podría ser moderada, producto de un contexto internacional desfavorable vinculado a la crisis económica y política de nuestro principal socio comercial”. Sin dudas, Brasil genera los principales temores, tanto en la industria como en los servicios, dando cuenta de la alta dependencia que tiene la economía argentina del principal socio del Mercosur.

Sectores

En el desagregado por grandes rubros de actividades, el informe de OJF destaca que la intermediación financiera tuvo un trimestre con números mixtos, con dos primeros meses del año en números positivos y una caída del 3,8% en marzo. Con eso enero- marzo terminó creciendo un 0,4%, sumando el tercer trimestre consecutivo de alzas, luego de cinco trimestre en baja.

La construcción, por su parte, muestra una foto de los problemas que vive la actividad en lo que va del año. En marzo cayó el 5,5%, arrastrado por el desplome en los despachos de cemento (-10,8%). Así, el primer trimestre tuvo un desempeño 6,8% inferior frente al año anterior. En cuanto a electricidad, gas y agua, vive un clima de volatilidad. La suba del 9,7% de febrero devino en retracción del 6,9% en marzo. Llama la atención que la actividad estuvo influida por el comportamiento de los consumidores. “El sector que impulsa esta caída es el de la electricidad, vinculada a una baja en la demanda de energía tanto de usuarios residenciales como de grandes consumidores, en un contexto de correcciones tarifarias”.

En cuanto a la actividad agropecuaria registró una caída del 9,2% interanual en marzo. Es importante notar que la el sector ganadero exhibe una gran diferencia entre la foto actual y la película de mediano plazo. La faena bovina de marzo tuvo una caída del 5,2% interanual (baja en la actividad), pero esto fue producto de que “se observa un período de retención de vientes”, impulsado por buenas perspectivas futuras en el sector.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés