El Economista - 70 años
Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

Industriales, en un clima de cautela

22-11-2016
Compartir

Cuando hoy pronuncie su discurso de clausura de la 22° Conferencia Industrial, Mauricio Macri deberá esforzarse mucho para motivar a un auditorio escéptico. Ayer, en el primer día de la Conferencia, no predominaban las visiones optimistas y había cierto clima de desánimo. “Es difícil vender afuera por nuestros costos y es difícil vender adentro por la caída del consumo”, sintetizó un industrial del sector siderúrgico.

De todas maneras, los empresarios mantienen su posición favorable al Gobierno y por eso moderan sus juicios sobre la situación del sector. “No hay que olvidarse que vienen de muchos años de maltrato” le dijo el ex director de la Cepal y docente de la Universidad Di Tella, Bernardo Kosacoff, a El Economista.

Por otra parte, se reconoce que el escenario internacional es complicado, que hay sobreoferta de productos industriales y que hay mucha capacidad instalada ociosa en varios países. Pero la mayor preocupación es la situación de Brasil que es el destino de más del 40% de las exportaciones industriales argentinas y que tarda en volver a crecer.

Como fuere, creen que el Gobierno, que inicialmente sobreestimó su capacidad para revertir la situación por su propia presencia, tiene varias tareas por delante: reducir la presión tributaria sobre las actividades productivas y el empleo, invertir en infraestructura y asegurar un tipo de cambio razonablemente competitivo. La industria es un sector heterogéneo pero en el que estas demandas son comunes.

A su vez, los industriales prevén un escenario macroeconómico en 2017 menos optimista que el Gobierno. Según Javier González Fraga, un economista muy escuchado en el sector industrial, tal vez se puede cumplir con la meta de inflación que figura en el Presupuesto pero es poco probable que se alcance un crecimiento de 3,5%. En la misma línea, Kosacoff pronosticó una suba del PIB de 2% el año que viene. Los industriales asumen que no serán ellos los motores del crecimiento sino que lo serán el agro y la obra pública.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés