“Hoy apostamos a los proyectos convencionales y sobre todo al gas”

Entrevista a Sergio Echebarrena (Presidente de la Cámara de Proveedores de la Industria Petroenergética)

06-04-2016
Compartir

Sergio Echebarrena es un empresario pyme nacional, propietario de Industrias EPCA, dedicada a la provisión de materiales y servicios para la protección catódica electrónica a la industria del gas y el petróleo. Asegura que el sector está con problemas por el desplome del precio del crudo, sin embargo, apuesta a mantener el nivel de actividad, con un ojo puesto en la producción de gas. Reinvidica la política de precios sostén de hidrocarburos, así como el papel de YPF en la búsqueda del autoabastecimiento energético y como palanca del desarrollo industrial a partir de una redistribución de la renta petrolera. De éstos y otros temas que afectan a las pymes del sector dialoga con El Economista.

En un contecto de caída de los precios internacionales del crudo ¿cuál es la actualidad de los proveedores pyme de la industria?

El sector vive una etapa problemática que por supuesto está enmarcada por dos fenómenos simultáneos. Por un lado, la baja del barril de petróleo a nivel internacional ha impactado gravemente a estas economías. Pero paralelamente, acá la ola llegó con retraso porque el gobierno anterior y éste con modificaciones, ha mantenido una política de precios sostén del barril. Hoy está en un promedio de US$ 60, el año pasado estaba US$ 70 promedio el barril y este gobierno lo bajó. Eso permitió que aquí la crisis no tenga la magnitud que tuvo en países como Colombia, Ecuador, México, Canadá o incluso Estados Unidos, donde se han perdido decenas de miles de puestos de trabajo.

¿En el país se han perdido puestos de trabajo?

Empezó a haber impacto este año, en principio en la zona del golfo (de San Jorge), porque ahí se extrae un crudo pesado de exportación, ése que se paga al precio internacional, que está muy cerca del costo de producción, lo cual pone en crisis la producción de la zona.

Como roveedores de la industria petrolera ¿cómo están sobrellevando la situación?

YPF en estos años fue un factor muy importante para mantener la actividad en este sector, que está en crisis. Hay que pensar que desde 2012 a 2015 YPF invirtió un 70% más que en todos los años anteriores de Repsol. Eso claramente se volcó en más trabajo para nuestras empresas. Hay también otras subáreas como el gas, en donde todavía hay actividad, hay obras que se están terminando, como el gasoducto del Noroeste, que todavía están demandando equipos y servicios. Claramente, este año con una disminución del precio sostén, con una perspectiva un poco complicada en el orden internacional algunos  proyectos están stand by.

Además, hay una situación particular de Argentina, que tiene que ver con la conducción de YPF y un cambio de política macroeconómica a nivel nacional, que no le otorga a YPF, tal vez el papel que nosotros pensábamos. Creemos que YPF debe tener un papel no sólo en la búsqueda de autoabastecimiento, sino que la renta de los hidrocarburos o cualquier recurso natural debe ser utilizada como palanca para el desarrollo industrial. Ese es el verdadero problema núcleo de la economía argentina, que tiene un desarrollo industrial incompleto y la restricción externa.

Bueno, pero también es cierto que la nafta y el gasoil al consumidor ya tuvieron varios incrementos y eso sostiene el nivel de actividad sectorial.

Estamos muy atentos y mantenemos reuniones con los funcionarios. Vamos por dos o tres planteos básicos: a) Que YPF siga siendo una empresa que no sólo extrae crudo y vende combustible sino que sea la punta de lanza del desarrollo industrial en este sector, b) que la mayor facilidad para traer equipos y productos importados que hay ahora, no termine en una baja de la actividad y aniquilando a muchas pymes del sector, c) se debe continuar con la política de desarrollo de proveedores, promoción de exportaciones, sustitución de importaciones, protección a la industria nacional, porque no sólo hay mayores facilidades para importar sino que, por otro lado, hay un mundo que está en crisis y hay muchos “fierros en liquidación”. Hay toda una industria ávida, en especial de EEUU, de Canadá que están ansiosas por venir a Argentina a colocar sus equipos. Debemos estar atentos.

Con estos precios internacionales ¿Vaca Muerta sigue siendo una oportunidad para los proveedores de la industria petrolera?

Esta es una industria de mediano y largo plazo, en general nadie entra a esta industria para hacer un negocio y salir. Si bien estamos en un momento de problemas ninguno de nosotros piensa irse de la industria, tampoco las grandes petroleras y las empresas de servicios, por ejemplo, Chevron que está trabajando con YPF en Vaca Muerta. Hoy claramente, el precio del barril internacional hace que el proyecto de Vaca Muerta tenga signos de interrogación porque es más caro extraer ese petróleo no convencional que lo que lo pueden pagar.

También los equipos para la fractura hidráulica son más costosos. En función de eso ¿están mirando con más atención a los proyectos de gas y petróleo convencional y el offshore?

Hoy hay mayor atención en los proyectos convencionales y sobre todo, el gas. El no convencional creo que se va a seguir trabajando y esperamos que así sea, más allá que hoy la ecuación económica sea un poco complicada, porque se tiene que apostar a futuro, hay que desarrollar proveedores, hay que bajar el costo de esa operación, que cada vez salga más barato extraer el no convencional, cuidando todas las cuestiones ambientales para que en el momento en que el precio del barril se recupere ya tengamos una operación mucho más consolidada.

¿Cómo se financian las empresas para estar provistas con la última tecnología?

Por supuesto, el tema del financiamiento siempre es una preocupación para las pymes argentinas porque el sistema financiero nacional no estaba, y ahora menos, al servicio de la producción. Las tasas actuales no favorecen. Muchos de nosotros nos hemos financiado con programas públicos que tienen que ver con tasas subsidiadas. Como CAPIPE seguimos trabajando en esos programas, estamos por armar un cluster con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, un programa del FONTAR con subsidios en créditos y Aportes No Reembolsables para innovación tecnológica.

Además, La Secretaría de Industria tiene la idea de lanzar una línea específica de financiamiento para certificaciones, algo fundamental para esta industria, porque son muy costosas por nuestra escala de producción, pero por otro lado, más que una ventaja las certificaciones son una necesidad impostergable.

¿Se está trabajando con las petroleras para sortear esta difícil coyuntura?

Nosotros decimos que las empresas grandes tienen el poder de negociación que les da el ser grandes, los sindicatos también están organizados para preservar el trabajo y la ocupación en estos momentos de crisis, pero las pymes no tenemos nada de eso. Tenemos que armar alguna mesa  donde nos sentemos el Estado, las petroleras, los trabajadores y los proveedores pymes para que encontremos soluciones para que de este momento de crisis, de esta tormenta salgamos todos.

Siempre planteamos que no vaya a ser cosa que dentro de un tiempo, cuando el barril se recupere, estén el recurso, las petroleras y los trabajadores, pero no estén los proveedores nacionales para poder sacar ese recurso y tenga que recurrirse a las importaciones. Esto es vital porque los proveedores empleamos más gente que las petroleras en forma directa.

--------------

Se viene Expo CAPIPE

Por segundo año consecutivo los proveedores de la industria petrolera presentarán sus productos y servicios en la Expo CAPIPE, que tendrá lugar del 20 al 22 de abril en el Espacio DUAM en Neuquén. Pese a la dura realidad que vive el sector de hidrocarburos y las industrias relacionadas por la baja del precio del crudo, hay entusiasmo en el sector acerca del éxito del encuentro. Estarán presentes los principales jugadores del mercado petrolero argentino y organismos públicos como el INTI y el Ministerio  de Industria. Màs de 120 empresas del sector ya tienen comprometidos sus stands.

“Buscamos que la expo sea un ámbito para mostrar nuevas tecnologías, nuevos desarrollos, para que las empresas vengan a decirnos a las pymes proveedoras qué necesitan, por eso estarán YPF, I-Tech y el resto de las petroleras”, señaló Echebarrena.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés