El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 14°C

“Falta un plan que favorezca a las Pyme”

Entrevista a Vicente Lourenzo, Secretario de Prensa de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

04 mayo de 2016

Entre las pequeñas y medianas empresas reina un clima de tensión por la situación actual y ansiedad por la mejora general que se espera para el segundo semestre. La pregunta del millón es cómo se logrará trocar caída del nivel de actividad, retroceso en las ventas y estiramiento de plazos de pago, en un círculo virtuoso que haga crecer la producción y la facturación en sólo un par de meses. Sobre esta actualidad del sector Pyme conversó con este diario Vicente Lourenzo, secretario de prensa de la (CAME) y titular de la Cámara de Comercios Mayoristas e Industriales.

¿Cómo están hoy las Pyme en cuanto a nivel de actividad y empleo?

El sector está muy preocupado, tanto el comercio como la industria. Tuvimos una caída de la actividad importante en este primer cuatrimestre, las caída de las ventas demuestran que hay una proyección a la baja. Digo esto porque si bien el acumulado nos da 4,8% de caída en las ventas, la proyección es de acentuarse la tendencia. En enero tuvimos 2,5% de caída, en febrero 3,8%, marzo 5,8% y abril una baja del 6,6%. Es decir, la curva claramente va a hacia abajo. Si no hay medidas para quebrar esta tendencia, fundamentalmente apuntadas a fortalecer el consumo, mayo y junio terminarán en la misma tendencia.

¿Qué tipo de medidas están proponiendo frente a esto?

Primero, necesitamos un plan económico que favorezca la sostenibilidad de las Pyme, apuntando a la micro y pequeña empresa. Es el sector que hoy genera más mano de obra y que más inversión moviliza en poco tiempo. Se necesitan medidas de alivio fiscal, la presión impositiva que tiene este sector es inmensa. Los acosan con vencimientos y retenciones de impuestos a cuenta de algo que va a vencer, si uno se atrasa en un impuesto, a las 24 horas recibe un telegrama y a los 15 días un embargo, las tasas de interés que están cobrando los bancos por el único crédito al que accede la Pyme, que es el descubierto, llega al 70%. Hoy la situación que está atravesando una Pyme es un aumento explosivo de costos y un tarifazo que les dolió. Si vendés menos y tus gastos cada vez son mayores, tarde a temprano vas a tener rentabilidad negativa.

En este contexto ¿cómo está hoy la cadena de pagos, hay retrasos, se ha cortado el flujo normal?

La cadena de pagos se está tensando pero todavía no se rompió. Pero si ya estás recibiendo llamados de tus clientes para pedirte que aguantés 15 días el cheque que te dio, que la situación está grave, que el banco no lo está bancando. Hoy no vienen cheques rechazados a mansalva ni mucho menos, pero sí hay un estiramiento de plazos. Muchas veces hay que sacar financieramente el stock, porque los cheques en la mano se descuentan en el banco o se paga a un proveedor, permite hacer un giro del stock.

En CAME conviven sectores industriales, con el comercio y actividades agropecuarias. ¿Esta situación de crisis la ven en todos los sectores?

Lamentablemente, todo el sector Pyme está viviendo esta situación, en el sector comercial hay caída de ventas, en el sector industrial caída de actividad, en economías regionales algunos sectores han recibido un alivio con la baja de retenciones pero hoy el mercado no está comprando. La verdad que el mundo Pyme hoy no está bien, así llegaremos al segundo semestre, que todos dicen que estará mejor pero la verdad que muchos están con rentabilidad negativa.

¿Cuáles serán las primeras señales positivas del segundo semestre, que baje la inflación, que mejore la actividad o por dónde vendrá el repunte?

La baja de inflación como meta está bien, pero la verdad, es que nos tomó por sorpresa a todos el aumento de combustibles. Eso va a traer aumento de precios, sabiendo que el combustible es un factor vital en el transporte de Argentina. Ojalá que baje la inflación pero sinceramente, si bien se nota cierta desaceleración, los aumentos continúan.

¿Los controles de precios están funcionando bien o qué otra medida debería tomarse para frenar la inflación?

La realidad es que el programa de Precios Cuidados continúa, pero hoy al consumidor no le está alcanzando ni para los precios cuidados. Los consumidores tuvieron aumentos en la cuota de la prepaga, en el colegio de los chicos, las expensas, los combustibles, tienen que pagar la tarjeta porque vino comprando en cuotas desde meses anteriores, tiene problemas para llegar a fin de mes y entonces restringe consumo y dirige el poder de compra a aquellos productos que más necesita, fundamentalmente alimentos y bebidas.

Pero en este terreno, el Gobierno estaría dejando hacer, las remarcaciones no tienen un dique de contención.

Sí, daría la sensación de que el gobierno está dejando hacer y esperando que el propio mercado se autorregule, mientras tanto hay que ver qué pasa con el empleo.

¿Y qué pasa con el empleo? ¿Hay suspensiones y despidos en las Pymes?

No, todavía en el sector Pyme eso no está sucediendo porque despedir a alguien cuesta mucho dinero, es un dinero que la Pyme en general no tiene, y debe dirigirlo hacia lo más importante que es cubrir el banco, pagar los impuestos, el alquiler, pagar los empleados. Despedir significaría destinar un dinero que sacaría del giro normal. Sí hay goteo, personal que se va es personal que no se repone y eso obviamente, va incidiendo en el nivel de desempleo.

¿Cómo está hoy el financiamiento a las Pymes?

Si bien hay algunas líneas específicas los bancos prefieren darle estas líneas a aquella mediana empresa que tiene una carpera de crédito bien armada, que tiene flujo de fondos, que tiene proyectos, pero la mayoría de las Pyme no tiene estos elementos y deben recurrir al descubierto. Para el banco es un negocio redondo, porque le gana al BCRA prestándole al 38% y a la Pyme le está prestando al 60 o 70%. En realidad, como siempre pasó, con este esquema el único ganador es el sistema financiero.

¿Las Pyme industriales tienen posibilidades de crecer en el mediano plazo?

Todavía la crisis de consumo no ha llegado al sector industrial en la medida en que afectó al sector comercial. Todo esto que estamos comentando está repercutiendo en la caída de la actividad industrial. La caída de la actividad según CAME está en -3,1% en la actividad industrial, estamos hablando de 4 o 5 puntos de diferencia. Todo esto se va a ver a lo largo del año. En definitiva el 95% de la industria Pyme argentina va para abastecer el mercado interno, y tarde o temprano esto le va a llegar.

¿Cuándo va a empezar a mejorar la situación?

La verdad que la temporada otoño- invierno la tenemos perdida, tenemos todo el capital puesto a que en el segundo semestre esto pueda revertirse.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés