El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 8°C
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 8°C
La lista crece día a día

Estas son todas las empresas que decidieron parar de hacer negocios en Rusia

Las empresas también juegan, y mucho, en el tablero de la geopolítica. Lo está mostrando la guerra en Ucrania, casi como nunca antes.

IKEA es una de las decenas de empresas que dijeron adiós
IKEA es una de las decenas de empresas que dijeron adiós .
06-03-2022
Compartir

Las empresas también juegan, y mucho, en el tablero de la geopolítica. Lo está mostrando la guerra en Ucrania, casi como nunca antes. Presionadas por gobiernos y consumidores casi por igual, así como por sus propios valores, decenas de compañías han dicho “chau” a Rusia y dejar de lado sus planes de expansión en un mercado de más 140 millones de personas de nivel adquisitivo medio-alto.

La agencia Reuters hizo una lista completa de las empresas y qué han decidido.

Las compañías de energía, lideradas por BP, Shell y Exxon Mobil, prometen vender sus participaciones en Rusia y salir del país. 

BP tiene casi 20% de Rosneft, es decir, venderá acciones por casi US$ 25.000 millones.

El fin de semana, el canciller de Ucrania, Dmytro Kuleba, denunció a Shell por comprar crudo de Rusia. “Una pregunta a Shell: ¿el petróleo ruso no te huele a sangre ucraniana?”, dijo Kuleba en un tuit. La empresa salió a responder.

La compañía petrolera austriaca OMV se retirará de Rusia, diciendo que recibiría un golpe anticipado de entre 1.500 y 1.800 millones de euros en su intento por distanciarse del país.

  • Accenture, con 2.300 empleados en Rusia, dijo que descontinuaría el negocio y Mercedes-Benz Group dijo que planea escindir su participación en Kamaz de Rusia. Hoy, otras dos de las Big Four (KPMG y PricewaterhouseCoopers) dijeron que ya no tendrán firmas rusas en su cartera.

Boeing recortó las ventas y el apoyo a los aviones, diciendo seguiría las sanciones de EE.UU. Las reglas de exportación de Washington se cambiaron para restringir particularmente la tecnología que podría ser utilizada por los militares, lo que afecta a una amplia franja de la industria, como el fabricante de computadoras Dell Technologies, que ha detenido las ventas a Rusia. 

Las firmas de pagos estadounidenses Visa y Mastercard dijeron que suspenderían sus operaciones en Rusia por la invasión de Ucrania y que trabajarían con clientes y socios para detener todas las transacciones allí. Hoy se sumó American Express.

TikTok, la aplicación de la china Tencent, dijo que suspendería la transmisión en vivo y la carga de videos a su plataforma en Rusia mientras revisa las implicaciones de una nueva ley firmada el viernes por el presidente Vladimir Putin. 

Netflix suspendió su servicio en Rusia, dijo el domingo un portavoz de la compañía. 

El grupo francés de alimentos Danone dijo en un comunicado en su sitio web que suspendía las inversiones en Rusia y que una de sus dos fábricas había cerrado en Ucrania.

United Parcel Service Inc (UPS) y FedEx, dos de las empresas de logística más grandes del mundo, detuvieron el servicio de entrega a Rusia y Ucrania.

El proveedor de software de reservas de viajes Sabre dijo que rescindió su acuerdo de distribución con Aeroflot, lo que perjudicó la capacidad de la aerolínea de bandera rusa para vender boletos.

La marca de ropa H&M, compañías automotrices como GM y BMW, así como el fabricante de licores Diageo y el fabricante de motocicletas Harley Davidson, se encuentran entre las empresas globales que no están vendiendo. La mayoría no exporta bienes a Rusia, lo que de todos modos sería difícil dada la decisión de las compañías navieras de abandonar el servicio ruso. 

  • Nike e IKEA, el famoso comercios de muebles sueco con una cadena en Rusia, están cerrando temporalmente sus tiendas.

El gigante español de la moda Inditex, propietario de la marca Zara, también dijo que había dejado de comerciar en Rusia, cerrando sus 502 tiendas y deteniendo las ventas en línea. El grupo de lujo Prada suspendió sus operaciones minoristas en Rusia.

Sainsbury's dijo que eliminaría todos los productos que provienen de Rusia, incluido el vodka.

Mango, que emplea a 800 personas en Rusia, dijo que cerraría temporalmente sus tiendas y su plataforma en línea. Hermes cerró temporalmente sus tiendas en Rusia, el primer gigante de artículos de lujo en hacerlo.

Por el contrario, Burger King y Papa John's subrayaron que los restaurantes que enarbolan sus banderas en Rusia son propiedad de empresas locales. “No tenemos planes de pedirle al franquiciado que posee y opera las tiendas Papa Johns en Rusia que cierre sus tiendas”, dijo el fabricante de pizzas.

Ford ha descontinuado sus operaciones, pero su socio todavía tiene una fábrica en el país. Muchos otros fabricantes de automóviles, incluidos Renault de Francia y Toyota de Japón, argumentaron falta de suministros para seguir operando.

  • Reuters dijo que es probable que Nissan, Mazda Motor Corp y Mitsubishi Motors Corp detengan la producción local cuando se agoten los inventarios de piezas, dicen.

Muchas de las principales marcas globales están utilizando un lenguaje corporativo que rara vez se escucha y, claramente, culpan a Rusia por atacar a Ucrania. Apple (frenó ventas y Apple Pay) y Ford usaron un lenguaje muy similar para describir la profunda preocupación por la invasión de Rusia. La Directora Ejecutiva de Occidental Petroleum, Vicki Hollub, calificó la invasión de "loca e inhumana" en comentarios hechos un día después de la invasión. 

Según Reuters, comerciantes de productos básicos, como Cargill, no dicen mucho. Grandes marcas de consumo como Nestlé, Procter & Gamble, Coca-Cola, Pepsi y el fabricante de galletas Oreo (Mondelez) aún no han comentado sobre el estado de sus operaciones en Rusia. 

La cuenta oficial de Ucrania se metió en la pelea y buscó convencer a Pepis de que abandonar Rusia podría ser una oportunidad de PR: “Ya no se trata del gusto, sino del bien y del mal. @cocacola eligió lo último. @pepsi, ahora es el momento de tu contraataque”.

McDonald's, que tiene 847 restaurantes en Rusia, el 84% de los cuales son propiedad de la empresa, no ha comentado sobre sus operaciones.

Son empresas occidentales grandes y con alto peso simbólico. Muchas de ellas entraron a Rusia recién tras la caída de la URSS. Su salida, ahora, presagia una especie de retorno al pasado.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés