España levantó las trabas al biodiésel argentino

La medida impacta favorablemente, ya que se recuperaron negocios por más de US$ 1.000 M.

12-05-2016
Compartir

Tras las gestiones del embajador argentino en España, Ramón Puerta, el país ibérico eliminó las restricciones al biodiésel argentino que había impuesto luego de la expropiación de YPF a la hispana Repsol. A partir de ahora, las empresas nacionales podrán exportar libremente a España, ya que no se prorrogó la normativa que impedía el ingreso del producto desde 2013, cuando el Ministerio de Industria de ese país publicó las plantas que tenían autorización y la Argentina no figuraba.

La medida es clave para la actividad, ya que el mercado español realizaba compras por más de US$ 800 millones. “Se trata de una exportación con valor agregado que aprovecha la capacidad del sector productivo argentino”, destacaron desde la Embajada, al tiempo que resaltaron la gestión de Puerta y su equipo, con la que “se recuperarán corrientes comerciales que superaban los US$ 1.000 millones en 2012”.

Con este acercamiento, el Gobierno Nacional demuestra su intención de retomar las relaciones bilaterales que se perdieron durante la gestión kirchnerista, y recuperar así uno de los principales mercados de exportación.

Un paso más A fines de marzo, el sector había recibido buenas noticias en materia internacional después de que la Organización Mundial de Comercio (OMC) fallara a favor de varios reclamos de Argentina contra aranceles antidumping que dispuso la Unión Europea sobre sus importaciones de biodiésel, que incluían impuestos del orden del 24,6%. “Representa el primer paso hacia la apertura del mercado europeo”, habían dicho desde el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Pocos días después, los ministerios de Agroindustria, Producción y Energía eliminaron el esquema de las retenciones móviles ?una medida que había ideado Guillermo Moreno, con la que los impuestos se actualizaban cada quince días?, redujeron el valor de la alícuota y adelantaron la posibilidad de llevarla a 0%. Mientras tanto, fijaron la tasa en 3,65% (en marzo estaba en 6,40%), lo que le permitió al sector duplicar sus ventas externas de abril en relación al año pasado y alcanzar las 265.755 toneladas, el valor más alto desde octubre de 2014.

De todos modos, el eslabón más complicado de la cadena sigue siendo el de los exportadores, que continúa haciendo un uso muy bajo de su capacidad instalada. En el caso del mercado interno, en tanto, los problemas en la oferta no permiten que se cumpla con el corte del 10% ?al que Macri planea elevar al 12%?, ya que los precios no son remunerativos. Esos factores, junto con la quita de retenciones a los productos agrícolas y la baja del valor del petróleo de origen mineral a nivel mundial, resultan un cóctel desfavorable para el rubro por la caída de la rentabilidad que provoca el desajuste entre costos y precios de comercialización.

La visión de los analistas

Es por eso que los especialistas aseguran que se necesita un valor base del barril de petróleo que supere los US$ 70, a menos que se incentive la utilización de vehículos que funcionen con bioetanol, un combustible realizado a partir del procesamiento de la caña de azúcar.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés