El Nº 1 de Aerolíneas acusó a Moyano y Baradel por el paro

Por las 376 suspensiones y el cumplimiento de la paritaria, los gremios pararán el lunes y dicen que el Gobierno quiere privatizar la compañía

22-11-2018
Compartir

Entre medidas de fuerza y sanciones, el conflicto en Aerolíneas Argentinas sigue escalando. Luego de que la empresa estatal informara la suspensión de 376 trabajadores, los gremios aeronáuticos anunciaron ayer un paro total de actividad para el próximo lunes en reclamo de la aplicación de la cláusula gatillo pactada y de la negociación de la nueva paritaria. El titular de la aerolínea de bandera, Luis Malvido, buscó ligar la huelga a las confrontaciones políticas más generales: aseguró que Hugo Moyano y Roberto Baradel están detrás de la convocatoria. Además, dijo que la empresa “está virtualmente quebrada” y que no tiene recursos propios para pagar los salarios.

APLA, APA, UPSA, APTA y UALA convocaron a un paro total para el próximo lunes, en una semana que ya iba a ser complicada por el operativo de seguridad montado para el G20, que dejará sin servicio los tres aeropuertos metropolitanos mientras dure la cumbre. La medida fue lanzada después que Aerolíneas decidiera suspender a 376 empleados por participar de una asamblea el 8 de noviembre, que afectó, según la compañía, 258 vuelos. Los dirigentes sindicales aseguraron, sin embargo, que las sanciones aún no fueron notificadas. En conferencia de prensa, plantearon que la huelga es la continuidad del plan de lucha por el “incumplimiento” del acuerdo salarial 2018, que incluía una cláusula gatillo.

Los sindicatos creen que el trasfondo es un intento por traspasar la línea de bandera a manos privadas. “El Gobierno sigue operando para privatizar Aerolíneas”, disparó Pablo Biro (APLA) en El Destape Radio, y afirmó que “el conflicto va a escalar; no vamos a abandonar la lucha”. Mientras que Rubén Fernández (UPSA) dijo que “durante la gestión de Isela Costantini la empresa creció sin conflictos y se achicó el déficit” pero que la actual administración “lo que busca es hacerla desaparecer”.

El Gobierno salió a desmentirlo. “No estamos pensando en ninguna privatización, tenemos que agarrar lo que tenemos, mejorar la productividad, el déficit, y creo que tenemos chance de hacerlo”, expresó Rogelio Frigerio, y dijo que las suspensiones fueron en respuesta a “un paro salvaje”, en referencia a la asamblea del 8 de noviembre.

Sin embargo, Malvido cargó las tintas sobre el mal momento de Aerolíneas. “La empresa está virtualmente quebrada. Hoy la situación de la compañía no permite que podamos pagar sueldos con nuestros propios recursos ”, sostuvo. Y, en diálogo con Radio Mitre, llevó el debate sobre el paro al terreno político: “No es casual. Se ha transformado en una cuestión política en donde líderes sindicales muy importantes, como (Hugo) Moyano o (Roberto) Baradel salen con carteles de 'defendamos a Aerolíneas', cuando lo que hacen es arruinar el prestigio que tanto cuesta construir”.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés