El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 17°C

“El juguete argentino se vende porque es económico y de calidad”

Entrevista a Matías Furió, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).

17-08-2016
Compartir

A diferencia de muchas industrias en el país, los fabricantes nacionales de juguetes destacan el dinamismo del mercado interno, rescatan la aplicación de licencias no automáticas para enfrentar el ingreso de productos importados de bajo precio, y se entusiasman con las ventas que esperar concretar para el Día del Niño, ayudados por la extensión del Plan Ahora 12 a los juguetes.

Muchos sectores industriales alertan por la caída de la actividad ¿qué pasa en este sentido con los fabricantes nacionales de juguetes?

Venimos de muy buenos años, las jugueterías vendieron bien para Navidad y Reyes lo que nos permite llegar financieramente mejor al Día del Niño. Obviamente, viendo la devaluación y conociendo la realidad del mercado local, le aconsejamos al fabricante nacional no aumentar los precios y mantenerlos hasta la próxima temporada. Así que la mayoría no subió los precios o lo hicieron muy poco.

¿Hay ingreso masivo de juguetes importados, que los esté perjudicando?

Hay ingreso como siempre, el 50% del mercado corresponde a productos importados y el 50% es local. Obviamente, eso lleva a que los productos de origen nacional mantengan las señales de hoy en día. A nivel de importaciones, están monitoreadas (vía licencias no automáticas) a través de la Subsecretaría de Comercio Exterior, de manera que el mercado está con el número de nuevos productos importados que se había comprometido.

¿Cúal es la estrategia de la industria nacional para competir con el producto importado que ?me imagino? llega a bajo precio?

Los juguetes argentinos son competitivos. Frente a un producto didáctico nacional de $100, para encontrar algo importado similar en calidad y tamaño, hay que pensar en $600 o $700. Por eso se vende tanto producto argentino, porque es económico y tiene calidad. En los últimos años se incorporaron ingenieros industriales en las plantas, diseñadores, psicopedagogos a la hora de desarrollar el producto, y maquinaria de última generación.

Pero ¿cómo se diferencia de los juguetes chinos o de otros países asiáticos?

Especialmente, a partior del diseño y aquello en lo que somos competitivos, como son las muñecas, los productos de playa, los camiones y en todo el diseño argentino que es algo innovador que se viene en esta época.

¿Cuál es hoy el principal desafío de la industria nacional del juguete?

Estamos muy enfocados en el mercado interno y además, seguimos avanzando con las exportaciones, con el diseño y la calidad del juguete que exportamos al mundo, defendiendo ese lugar. No nos podemos quejar, la verdad que el Gobierno nos viene apoyando, estamos haciendo un esfuerzo y pensamos que para fin de año las cosas ya van a estar mejor y esperando un buen 2017.

El Gobierno incluyó en el Plan Ahora 12 a los juguetes ¿es algo que los industriales argentinos habían pedido?

Nos entrevistamos con el subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado, y nos satisfizo ese pedido. La verdad es que estamos más que contentos porque al Gobierno anterior se lo habíamos solicitado y nunca nos lo dio. Esperamos una temporada buena, ya con que sea como el año pasado, será buena para nosotros pero por ahí hasta tenemos una sorpresa y termina siendo mejor. Hasta hoy estamos igual que el año pasado pero tenemos fe que en estos últimos cuatro días por ahí podemos superarlo. En todo el año venimos con igual cantidad de unidades a nivel interanual en el primer semestre hasta el Día del Niño.

¿Cómo se financian las empresas del sector, acceden a las líneas de crédito productivo?

El empresario juguetero no es tanto de buscar financiación, el crédito representa apenas el 1% de lo invertido. El juguete argentino está demasiado económico y es así porque la producción se financia con la propia venta y con capital propio.

¿Las empresas nacionales están exportando a otros países de la región?

Siempre se exportó en torno al 8% de lo producido. Obviamente, con la crisis de Brasil se ha reducido, pero estimamos para 2018/19 cuando termine la crisis, estar creciendo entre 15 y 20% la exportación de lo producido. Igual hoy le vendemos a Uruguay, a Brasil, se exporta a Estados Unidos, a Europa, tenemos industriales que le fabrican para Mc Donalds, no la cajita feliz, pero sí los demás accesorios como los vasos, cucharitas y hasta el cotillón para los cumpleaños.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés