El Gobierno reglamenta el control de semillas

Agroindustria oficializó la medida luego de dar de baja el sistema de fiscalización que empleaba Monsanto.

27-04-2016
Compartir

Por Marina Friedlander

Ayer, el Ministerio de Agroindustria de la Nación estableció el procedimiento para la aprobación de los métodos de control y detección de secuencias de ADN y proteínas específicas en granos. Lo hizo por medio de la Resolución 147/16, la cual anuncia la creación de un Comité Evaluador de Sistemas de Muestreo, Testeo y Análisis, de carácter consultivo, integrado por funcionarios y representantes técnicos del INTA, INASE, SENASA, INTI y CONICET.

La medida no es casualidad si se repasan los hechos de los últimos dos años, en los que Monsanto comenzó a aplicar un sistema de fiscalización en los puertos por el cual las empresas debían someterse a un chequeo que le permitía a la multinacional cobrar regalías si el productor que vendió la semilla no pagó antes por su tecnología. A pesar de que el Gobierno intentó frenarla mediante la Resolución 140/16 lanzada en los primeros días de abril ?en la que exige autorización previa para cualquier método que se intente llevar a cabo? la cláusula todavía continúa activa de manera informal. Es que los exportadores argumentan que aún las reglas no están claras en ese sentido. Sin embargo, el ministro Buryaile dio señales en los últimos días tras reunirse con el sector semillero y con agricultores para escuchar ambas versiones. Incluso, recibió al CEO global de Monsanto, Brett Begemann, que visitó el país exclusivamente para discutir esta cuestión luego de que ejecutivos de la firma elevaran sus quejas al embajador en Estados Unidos, MartínLousteau. “No vamos a dejar que ningún sector, ninguna empresa por más fuerte que sea viole nuestro derechos individuales. Queremos garantizar el derecho al comercio”, dijo el funcionario en clara defensa de la producción.

¿Qué dice la norma?

“Resulta necesaria la constante actualización de los sistemas y procesos legales vigentes a los fines de dar respuesta y tratamiento a las innovaciones tecnológicas que irrumpen y se incorporan a las prácticas de producción del sector agropecuario, sin que su avance signifique una restricción en la comercialización, sino una evolución que redunde en la mejora de condiciones y resultados finales”, reza el texto publicado en el Boletín Oficial. Además, destaca que “existen normativas y regulaciones a nivel internacional respecto de los criterios de rendimiento y validación de este tipo de procedimientos”, régimen del que se hará cargo la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios, que funcionará como Autoridad de Aplicación dado que remitirá la solicitud a la Subsecretaría de Bioindustria, que dictaminará la validez del método en el marco de la evaluación técnica.

El decreto asegura que el Gobierno Nacional “ha encaminado su gestión a la revalorización de las actividades agroindustriales, poniendo acento en las necesidades del productor para su desarrollo a la par que fomente el agregado de valor, la expansión de la tecnología, el reconocimiento por su utilización y el respeto a los derechos de propiedad intelectual, en un marco sustentable y ecuánime a todos los actores que integran cada eslabón de las distintas cadenas”.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés