El Economista - 70 años
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 28°C
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 28°C

“El emprendedor se siente cada vez más reconocido”

"La realidad es que en el mundo emprendedor de alto impacto, cuando hay un buen proyecto y un buen equipo, las inversiones aparecen", dice Silvia Torres Carbonell

03-07-2017
Compartir

Entrevista a Silvia Torres Carbonell IAE y Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Por Florencia Barreiro

Silvia Torres Carbonell es una referente indiscutida de la actividad emprendedora. Ex funcionaria del Gobierno de la Ciudad, trabaja actualmente en las mesas de innovación de la gestión oficial.  Actual directora del Centro de Emprendedores del IAE y del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) para Argentina, espera tiempos de bonanza para los que quieran empezar un nuevo negocio en un contexto cada vez más favorable para los emprendimientos de alto impacto.

Ya está aprobada la ley de Emprendedores y está por entrar en vigencia la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS). ¿Cuán importante te parece que son estas medidas para el ecosistema emprendedor?

Creo que hay que pensar estos logros desde dos perspectivas. La primera, que me parece más profunda, tiene que ver con la percepción de que el proceso emprendedor es clave para el desarrollo económico y social del país. Y por eso, hay que poner en marcha todas aquellas medidas y políticas públicas que quiten obstáculos para emprender o para desarrollar la actividad privada en general. Creo que la Ley de Emprendedores y la Ley Pyme tienen detrás este gran objetivo: facilitar. La actividad emprendedora es el origen de toda actividad empresarial. Y nosotros necesitamos fortalecer el tejido empresarial de este país, con la visión de que sea competitivo, innovador, ético y socialmente responsable. La segunda visión, no menos importante, es que la actividad emprendedora necesita incentivos. Y no solo hablo de los que necesitan los emprendedores en las primeras etapas, sino también de incentivos ?como los fiscales- que atraen a los inversores.  Esto muestra una decisión de hacia dónde necesitamos ir estratégicamente como país, para salir de la pobreza y generar prosperidad.

¿Está observando un mayor interés de los inversores?

La realidad es que en el mundo emprendedor de alto impacto, cuando hay un buen proyecto y un buen equipo, las inversiones aparecen. Yo veo mucho interés actual en apoyar a las startups, que quizás es más fácil que apoyar a proyectos multimillonarios. Por supuesto que esto no quiere decir que sea fácil hacerlo. Creo que las medidas son correctas y estamos en el camino de un país más confiable, aunque la situación macroeconómica todavía no sea la mejor. Los emprendedores son actualmente más reconocidos y más confiables.  Y ahora se está trabajando para que el país sea más reconocido y confiable para las inversiones.

¿Cuál es el mayor desafío que se viene?

En la práctica esto va a ser parte de un proceso, no se van a ver los resultados de un día para el otro. Otra vez me parece el rol del Estado va a ser muy importante y creo que el mayor desafío de ahora en más es difundir los beneficios y ayudar a que los emprendedores a que los aprovechen. A veces pasa, que hay buenas medidas desde lo público, pero y al final el beneficio no llega o no se conoce.

¿Se terminaron las excusas para no emprender?

Un proyecto emprendedor va a enfrentar siempre un montón de obstáculos: de mercado, los cambios tecnológicos, de competencia. Pero estos son los obstáculos naturales. Dificultades para formar o registrar a la empresa, problemas para conectarse o trasladarse, falta de acceso a información relevante o estadísticas falsas son obstáculos innecesarios y sin sentido. Y justamente el Estado tiene que facilitarle el camino al emprendedor y acompañarlo.

¿Ves una revalorización de la actividad emprendedora?

Creo que el sector emprendedor se siente cada vez más reconocido. Y esto no sólo por la Ley, sino por una serie de medidas públicas y privadas que se fueron profundizando y extendiendo y que ponen al emprendedor en un lugar de relevancia. El emprendedor y el empresario necesitan sentirse útiles para la sociedad.

El último informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) muestra una leve caída de la actividad emprendedora en Argentina pero muestra signos de un aumento de los proyectos por oportunidad. ¿Este debe ser el camino?

Lo más importante no es que aumente la cantidad de emprendimientos, sino que se generen proyectos de calidad. Es cierto que bajó la actividad emprendedora y yo creo que puede, incluso, bajar aún más.  Pero esto no tiene por qué ser negativo. La tasa de actividad emprendedora en un país desarrollado no supera el 10%. Y ese 10% lo hace con innovación y va en busca de una oportunidad. Creo que podemos aspirar a eso. Ya podemos ver que se incrementa el porcentaje delos que piensan innovar o crear nuevos mercados. Y también vemos a más mujeres detrás de estas oportunidades.

¿En qué segmentos ves mayor potencial para emprender?

Yo estoy viendo muchas oportunidades en el agro. Este es un ámbito muy interesante en el que la Argentina todavía no dio el saldo. Creo que finalmente lo va a dar porque tiene el conocimiento y los talentos necesarios para aplicar la tecnología en este sector. El segmento de las finanzas ?fintech? también está mostrando proyectos muy innovadores. Y fundamentalmente también veo oportunidades en el sector de la salud, específicamente ligado a la aparatología y a la biotecnología. También está empezando ?y esto me parece muy destacable? el desarrollo de iniciativas innovadoras en sectores tradicionales como la logística o el retail, que aplican la tecnología para potenciar el negocio y ser más competitivos.

¿Hay una tendencia a poner el foco en la sustentabilidad?

Cada vez más, los emprendimientos buscan impacto social. Esta es una tendencia global que tiene que ver con los jóvenes: ellos buscan el propósito detrás de cada emprendimiento, detrás de cada cosa que hacen, más allá del objetivo económico. Empezar un proyecto es una manera genial de buscar un propósito y de poder impactar en lo social o económico para mejorar la calidad de vida.

¿La innovación puede ser el camino para lograr estos propósitos?

Argentina tiene una gran oportunidad en este sentido. Un profesor de Silicon Valley me decía en un reciente encuentro que a muchos emprendedores de allí les cuesta pensar en proyectos que no sean “superficiales”. Nosotros tenemos la oportunidad - en un país en el que conviven el desarrollo y el subdesarrollo- de buscar soluciones creativas a los problemas sociales y económicos que nos tocan de cerca. Y tener entonces impacto desde la innovación. Hoy creo que tenemos un talento emprendedor y creativo con base tecnológica para llevar adelante esta misión.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés