El Economista - 70 años
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 33°C
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 33°C

El déficit con Brasil se acerca a US$ 4.000 M

Las exportaciones subieron en el 1º semestre, pero menos que las importaciones, y se disparó 61% el déficit bilateral

03-07-2017
Compartir

Luego de un repunte en las exportaciones argentinas a Brasil durante mayo (+26,1%), informó ayer ABECEB en base a datos oficiales, las ventas al país vecino se desaceleraron al 7,5% en junio.

Los productos que traccionaron el aumento en las ventas a Brasil fueron nuevamente aquellos relacionados con el sector automotriz, por un lado y productos agrícolas, por otro. “En el caso del sector automotriz, fueron los mismos tres productos que llevaron adelante el crecimiento de mayo: los vehículos de carga (incluyendo pick-ups), ómnibus y autopartes”, dijo ABECEB mientras que “los agrícolas que apuntalaron el crecimiento fueron las ventas de queso, aceite de girasol, leche, crema de leche y pescado congelado”.

Con estas cifras para el mes de junio, el primer semestre de 2017 consolidó un crecimiento de 8,8% con respecto a 2016. Esta tendencia positiva viene luego de tres años de retrocesos en las exportaciones a Brasil. Sin embargo, el aumento en las ventas no recupera ni la mitad del terreno que se perdió durante el primer semestre de 2016 (-23,9%). “Este panorama de lenta recuperación es esperable en un contexto de repunte demorado en la economía brasileña”, informan.

Mientras, y aquí empiezan las “malas” noticias, las importaciones desde Brasil siguen creciendo, impulsadas por la recuperación de la actividad. Las compras argentinas a Brasil alcanzaron en junio su mayor valor desde octubre de 2013, llegando a US$ 1.559 millones. Por octavo mes consecutivo las importaciones mostraron un crecimiento (en junio fue de 28,9%). “Así en el acumulado de 2017 el valor importado desde el país vecino llegó a US$ 8.306 millones, 27,2% más que lo que se importó entre enero y junio del 2016”, agregó ABECEB.

El aumento de las importaciones desde Brasil, como viene sucediendo a lo largo del 2017, viene explicado por el crecimiento de las ventas de autos, con una patentamiento en junio 40% mayor al mismo mes del año pasado, y el buen desempeño del sector agrícola. Así, los principales aumentos en la importación desde Brasil en junio fueron automóviles de pasajeros, vehículos de carga, tractores y máquinas para uso agrícola. Por otro lado, otro sector que mostró un comportamiento positivo en los primeros meses del año fue la construcción, y eso motivó el crecimiento de la importación de máquinas para construcción y productos de hierro y acero.

Gran rojo 

Producto del fuerte incremento en las importaciones, el saldo comercial bilateral continuó empeorando en junio, registrando un déficit de US$ 725 M. “Este guarismo representa una expansión del 67,4% del rojo comercial con el país vecino. Así, el primer semestre consolida un déficit comercial de US$ 3.710 M, 61,0% por encima del valor registrado en el mismo periodo de 2016”.

El valor representa un déficit histórico para un primer semestre, por encima del valor más alto registrado en un primer semestre de 2016 (USD -2.575 M). Los motivos que explican estos saldos negativos históricos incluyen la salida del cepo cambiario a fines de 2015, la dinámica diferenciada en la recuperación del crecimiento en Argentina y Brasil y la fuerte demanda de vehículos que se observa en el mercado argentino. Dado que no se espera que se reviertan estas tendencias en el corto plazo, se puede esperar que el déficit comercial continúe profundizándose durante lo que resta del año.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés