El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 18°C

El costo de operación portuaria entra en agenda

Empresarios privados apoyan medidas gubernamentales para bajar costos e impulsar exportaciones

09 octubre de 2017

 Por Carlos Boyadjian

Cada día que pasa nuevos actores involucrados en la actividad portuaria, tanto empresarios que utilizan servicios en puertos argentinos, como autoridades del Gobierno Nacional y las provincias, y expertos en comercio exterior, hacen referencia al impacto que tienen en la competitividad de la producción local los costos de operación de las actividades portuarias y el sobrecosto que significa al momento de exportar.

Ahora fueron los empresarios nucleados en la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) los que manifestaron su apoyo a las medidas oficiales destinadas a transparentar y reducir costos portuarios, que afectan tanto las exportaciones como las importaciones de nuestro país, una suerte de “costo fijo” por el uso de los puertos. El principal motivo de preocupación se relaciona con el impacto del denominado “practicaje” (tareas realizadas por personal habilitado para asesorar al capitán en navegación, maniobras y reglamentación, a bordo de los buques).

La CPPC recordó que las gestiones encaradas por el Ministerio de Transporte de la Nación y la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables permitieron la baja de las tarifas de remolque, lanchas de amarre, estiba, sanidad marítima y peajes en Bahía Blanca, entre otras acciones.

El principal motivo de preocupación se relaciona con el impacto del denominado “practicaje” (tareas realizadas por personal habilitado para asesorar al capitán en navegación, maniobras y reglamentación, a bordo de los buques)

“Es definitivamente crucial que todos los argentinos comprendamos que reducir los costos portuarios significa evitar perder mercados de exportación y encarecer los bienes importados, porque todo eso conlleva pérdidas de empleos en todo el país y menos crecimiento económico a favor de un pequeño grupo de intermediarios que agrega poco valor”, indicó Luis Zubizarreta, presidente de la CPPC.

Sólo la incidencia del practicaje representa casi la mitad del costo total de la carga en el Río de la Plata, Río Paraná y los puertos de Rosario Norte, algo más de US$100.000 por buque, en promedio unos tres dólares por tonelada. Sólo en esta región fueron casi US$250 millones durante 2016. La entidad destacó también que desde la desregulación de 1991 se añadieron a la tarifa básica rubros sin aparente contraprestación, como por ejemplo “gasto de posicionamiento según el calado” o “navegación continua”, al tiempo que está pendiente una rebaja comprometida en diciembre pasado.

En ese sentido, la entidad considera que estos sobrecostos afectan a las exportaciones y la competitividad del país en el mercado mundial, y terminan por incidir negativamente en la producción agropecuaria.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés