El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Apuesta a la asociación públicoprivada

La participación públicoprivada es clave en la estrategia oficial de apuntalar el programa de obras.

14-09-2016
Compartir

La Casa Rosada tiene claro que con la reactivación de la obra pública solamente, no alcanza, y por eso viene impulsando la necesidad de reactivar proyectos de inversión privados, en asociación con el aporte del Estado en proyectos de infraestructura. Durante su presentación en el Foro de Inversiones y Negocios en el Centro Cultural Kirchner, el asesor presidencial para inversiones extranjera, Horacio Reyser, aseguró que el el proyecto de ley de asociación pública y privada, que se está analizando en el Congreso, tiene “elementos clave que garantizan la credibilidad y confianza para las inversiones de largo plazo”.

Apenas horas después, el plenario de comisiones del Senado (Asuntos Administrativos y Municipales; Infraestructura, Vivienda y Transportes) emitió un dictamen a favor del proyecto oficial, y ahora se espera su tratamiento en el recinto durante la próxima semana. El proyecto de ley de asociación públicoprivada (PPP por su sigla en inglés) busca atraer el capital privado en grandes obras que dinamicen no sólo la actividad sino también el empleo.

Durante su participación en un taller en el Foro de Inversiones, junto con banqueros, empresarios y representantes de organismos multilaterales, Reyser detalló características del proyecto que creará un nuevo régimen de participación pública y privada, en especial en obras públicas y enfatizó que con la ley “lo que se está haciendo es poner un marco regulatorio en su lugar”.

Mirada de largo plazo

“El Presidente (Mauricio Macri) y los miembros del gabinete vieron funcionar esta herramienta en el mundo” como impulsor de emprendimientos a largo plazo y “hemos generado consenso alrededor de este proyecto” con sectores de la oposición para “generar confianza y credibilidad para inversores que son de muy largo plazo”, afirmó el funcionario. En este punto, Reyser destacó que “Argentina fue pionera por muchos años en el tema de las concesiones y de definir contratos”, y aclaró que “todo esto se va a complementar con más estructuras financieras”.

Analizando el aporte capital privado en este tipo de obras de envergadura, el asesor presidencial consideró que “podemos financiar proyectos con la emisión de un bono”, y destacó también que la ley de PPP también “puede resolver los distintos cuellos de botella ministeriales que puedan surgir”.

Compartiendo el panel con Reyser, el director ejecutivo del banco HSBC, Gerardo Martino, destacó que “hay un gran trabajo en PPP que viene realizando el Gobierno”, y afirmó que en ese marco “la utilización del mercado de capitales es fundamental” para el éxito de la iniciativa de asociación públicoprivada. El directivo bancario consideró que “una vez que esté la ley, hay gran posibilidad para desarrollar estos proyectos”, y pronosticó que “este tipo de inversiones en los próximos tres años, serán mayoría en Argentina”.

Desde la Corporación Andina de Fomento, su director Financiero, Ignacio Fombona, aseguró que “la PPP es como un matrimonio a largo plazo”, y subrayó que “el riesgo está en la construcción del proyecto”. Y agregó que “hay muy pocas instituciones en Argentina dispuestas a invertir a largo plazo”, debido a lo cual, evaluó Fombona que “integrar esas entidades al mercado de PPP es una tarea difícil a resolver”.

Por su parte, Philippe de Cnudde, CEO para Latinoamérica de la francesa Engie, destacó que “las inversiones que hacemos (en asociación con el sector público) van a durar más que la relación que podamos tener con un Gobierno”. De Cnudde señaló que la compañía es la mayor inversora del mundo en energía, con presencia en casi 70 países y advirtió que “a veces el socio público se convierte en el enemigo del privado y del cliente”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés