Amplían el plazo para liquidar exportaciones

El Gobierno estableció que todas las operaciones de comercio exterior tendrán un año para ingresar las divisas correspondientes.

11-05-2016
Compartir

Por medio de la Resolución 91/2016, publicada ayer en el Boletín Oficial, el Gobierno Nacional amplió a 365 días el plazo para los exportadores cuyas operaciones están comprendidas en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur. El objetivo, según la normativa, es “promover la competitividad de la economía local así como una mayor inserción comercial” y “abrir mercados a los productos argentinos, con reglas simples de exportación y facilidades de financiación para todo el universo de productores, empresas y exportadores”.

De esta manera, se eliminó el plazo anterior, que era de 180 días y que rigió hasta la semana pasada. Según la anterior Resolución, las compañías mineras, por ejemplo, contaban con ese tiempo máximo para ingresar divisas al mercado local, mientras que el complejo exportador sojero tenía apenas 30 días para efectuarlo.

De acuerdo al texto oficial, la disposición “entrará en vigor para aquellas aplicaciones en curso a partir de su entrada en vigencia, salvo que se encontrasen oficializadas y cuyos plazos previstos con anterioridad sean más extensos que los establecidos en la presente”.

Una medida con historia

Durante el gobierno de Cristina Kirchner, la reducción de los plazos para la liquidación de divisas se llevó a cabo con el objetivo de acelerar y recomponer el ingreso de reservas del Banco Central por medio del sector agroindustrial. Debido a que en esas operaciones, varias empresas emplearon métodos poco transparentes, que condujeron a disparidades en el sector, ya que algunas habían logrado cláusulas más favorables que otras.

Por eso, apenas asumió Mauricio Macri, el Ministerio de Producción y la Secretaría de Comercio flexibilizaron la norma a través de la Resolución 30/2016, que abarcaba a unos 650 productos de rubros tales como lácteos, frutas y hortalizas, preparados alimenticios, vinos y mosto de uva, miel, frutos secos, aceite de oliva, jugos y conservas, entre otros.

Para Enrique Mantilla, presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), la medida es “un nuevo paso positivo” del Ministerio de la Producción, cartera de la cual depende la Secretaría de Comercio, a cargo de Miguel Braun. “Confiamos en que se amplíe para el caso de bienes de capital y partes y piezas para su construcción, y en el caso de licitaciones internacionales”, agregó Mantilla, al tiempo que destacó la “iniciativa y apertura al diálogo para fortalecer el desarrollo exportador” de Braun.

De todos modos, el dirigente lamentó la proyección a la baja para las exportaciones de 2016, en comparación con las registradas en 2015. Según Mantilla, este año el monto total llegará a los 58 mil millones de dólares, apenas un 2,3% por encima del anterior, con lo cual descartó un “escenario optimista”, que debería ser de 61.500 millones de dólares en ventas al exterior.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés