El Economista - 70 años
Versión digital

mie 08 Feb

BUE 30°C
Versión digital

mie 08 Feb

BUE 30°C
Tendencias

Uruguay apuesta a diversificar sus atractivos para el turismo: cannabis, bienestar y bodas

El país vecino busca ampliar su cartera, para no depender sólo del verano o las playas

Uruguay recibió a más de un millón y medio de turistas desde el exterior -entre ellos 740.633 argentinos- en los primeros nueve meses de 2022
Uruguay recibió a más de un millón y medio de turistas desde el exterior -entre ellos 740.633 argentinos- en los primeros nueve meses de 2022
Ismael Grau Ismael Grau 27-11-2022
Compartir

Aunque Montevideo, por su casco histórico o la rambla, es el principal receptor de visitantes del exterior, Uruguay también atrae por sus playas. Pero es un destino que se acota a los meses de verano, por lo que las autoridades y los operadores turísticos del país apuestan, desde hace años, a diversificar la oferta.

En la agenda está ahora el turismo cannábico, a partir de un proyecto de ley que genera apoyos y también resistencias dentro de la coalición de cinco partidos que gobierna Uruguay. Algunos también ven posibilidades de atraer visitantes con el "turismo de bienestar" y el de bodas.

Uruguay, un país de 3,4 millones de habitantes, recibió a más de un millón y medio de turistas desde el exterior -entre ellos 740.633 argentinos- en los primeros nueve meses de este año. El gasto en alojamiento, alimentación, transporte, tours y otras actividades recreativas le generaron unos US$ 1.034 millones hasta septiembre, conforme con estadísticas de su Ministerio de Turismo.

Al mismo tiempo que se apronta con cauto optimismo para la temporada alta para el turismo de "sol y playa", Uruguay discute en su Congreso la alternativa de permitir a los visitantes extranjeros comprar y consumir marihuana legal, una posibilidad que, a través de farmacias o clubes cannábicos, habilitó una ley vigente desde 2013. 

La iniciativa presentada a mediados de este año por un grupo de legisladores establece que "las personas no residentes que se encuentren legalmente dentro del territorio de la República podrán acceder, durante el tiempo que dure su estadía, a los mecanismos de expendio de cannabis y sus derivados para consumo personal" autorizados por la ley del 2013 que reguló el mercado de esa sustancia en el país.

En ese marco, un estudio de la consultora Equipos contratado por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) calculó que serían "en el entorno de 100.000 personas al año las que estarían ingresando por turismo a consumir cannabis si se abriera esa puerta", consignó en su edición de este viernes el diario El Observador de Montevideo. 

Tomando como base un consumo por persona de 15 gramos, lo que está permitido para el mercado regulado, eso produciría un aumento de 1.470 kilos anuales de la demanda, amplió el director ejecutivo de ese organismo regulador, Juan Ignacio Tastás, cuando hace pocos días compareció ante la comisión legislativa que trata el proyecto de turismo cannábico. 

José Ignacio, un clásico de Maldonado
José Ignacio, un clásico de Maldonado

"La gente de los grow shops de acá, de Montevideo, nos contaba que los cruceristas bajaban e iban específicamente a ver si podían conseguir cannabis. Nos contaba el propietario de una de las farmacias de Maldonado que los cruceristas se bajaban, tomaban un taxi en Punta del Este e iban derecho a intentar acceder al cannabis, pero no podían. Obviamente, no podemos desconocer que gran parte de esa gente va al mercado negro, pero hay una parte que no viene al país, que podría elegir Uruguay como destino y no lo hace por esa razón. Por eso este proyecto está en la Comisión de Turismo y no en otra. La idea es buscar las soluciones porque creemos que hay un nicho de mercado muy interesante que le puede aportar al país", afirmó el diputado nacional Eduardo Antonini, integrante de ese cuerpo legislativo y uno de los redactores de la iniciativa. 

El proyecto habilita también la posibilidad de que los clubes se asocien a emprendimientos turísticos. "Así como hay hoteles amigables con las mascotas o con el turismo LGTB, puede haber emprendimientos amigables con el consumo del cannabis- podría tener en sus instalaciones un club en que la gente pueda ver las plantas", argumentó Antonini.

Ya hay empresarios pensando en ese negocio. Un grupo invirtió US$ 5 millones y planea destinar otros US$ 10 millones para instalar un hotel temático en el departamento (provincia) de Maldonado, informó. "Estas son, justamente, parte las inversiones que decimos que van a venir" si se aprueba el proyecto, aventuró.

"Creemos que Uruguay tiene un fuerte muy grande en el turismo de bienestar. La industria del turismo de bienestar viene creciendo en forma exponencial, principalmente, después de la pandemia. Es muy distinto el turismo de la gente que busca estar bien al de la que busca nada más que diversión. Hacia ahí es que apuntamos nosotros", explicó Andrea Kruchik, una de las socias de la empresa YVY Life Sciences, que lleva adelante el emprendimiento aludido por Antonini, instalado en lo que fue la chacra de la actriz y diva argentina Susana Giménez, hasta que lo vendió en 2021. 

En Maldonado, cuya economía está fuertemente ligada al turismo por su oferta de playas oceánicas, las expectativas de diversificación van más allá. Su intendente (gobernador), Enrique Antía, ya ha tenido que casar a varias parejas, una nueva función que les fue habilitada por ley hace cerca de un año. 

"Ahí tenemos muchas posibilidades" y el turismo de bodas es un destino "que se nos viene. Lo tenemos que aprovechar. La gente elige este lugar para casarse porque somos buena onda", dijo el jefe departamental en la ceremonia de lanzamiento oficial de la próxima temporada de verano, el viernes pasado, recogió la edición de este jueves de la revista semanal Búsqueda. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés