El Economista - 70 años
Versión digital

dom 16 Jun

BUE 12°C
Reino Unido

Un optimista Hunt presentó el presupuesto británico

El ministro de Finanzas dijo que el país no caerá en recesión en 2023 y que la inflación bajará significativamente. Y, aunque presentó medidas para impulsar la economía, como una ampliación del cuidado infantil gratuito, no implementó el recorte de impuestos que se le exigía.

Un optimista Hunt presentó el presupuesto británico
15 marzo de 2023

Este miércoles, el ministro de Finanzas del Reino Unido, Jeremy Hunt, presentó su presupuesto con el objetivo de revitalizar la golpeada economía británica.

"Frente a enormes desafíos, la economía británica está demostrando que los escépticos están equivocados (...) la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR) pronosticó que, debido a los factores internacionales cambiantes y las medidas que tomó, el Reino Unido no entrará en una recesión técnica este año", explicó Hunt.

"En el otoño tomamos decisiones difíciles para brindar estabilidad (...) El Fondo Monetario Internacional dice que nuestro enfoque significa que la economía del Reino Unido está en el camino correcto", agregó. 

Según la OBR, el PIB se contraería solamente 0,2% en 2023, en vez del 1,4% proyectado en noviembre. Además, la producción económica crecería 1,8% en 2024; 2,5% en 2025; 2,1% en 2026 y 19,9% en 2027.

Otra de las buenas noticias es que la inflación en el Reino Unido caerá del 10,7% en el último trimestre del año pasado al 2,9% para fines de 2023. Además, se mantendría por debajo del 1% durante los próximos tres años.

Sin embargo, como era de esperar, no todo es color de rosas: el Reino Unido sigue camino a una caída récord en el nivel de vida durante los próximos años hasta marzo de 2024.

La OBR informó que el ingreso familiar real disponible por persona estaba camino a caer 5,7% durante 2022/23 y 2023/24. Y, aunque esto es 1,4 puntos porcentuales menos de lo pronosticado en noviembre, sigue siendo la mayor caída de dos años desde que comenzaron los registros en 1956/57.

Dicha caída reflejó principalmente el mayor costo de las importaciones de energía y otros bienes. Se cree que, en 2027/28, los niveles de vida estarán 0,4% por debajo de los niveles previos a la pandemia.

También se espera que la tasa de desempleo aumente al 4,4% y se pronostica que la deuda subyacente será del 92,4% del PIB el próximo año antes de alcanzar el 93,7% en 2024-25; 94,6% en 2025-26; 94,8% en 2026-27 y 94,6% en 2027-28.

Por su parte, el déficit caerá en cada año hasta el 5,1% del PIB en 2023-24; al 3,2% en 2024-25; al 2,8% en 2025-26; al 2,2% en 2026-27 y al 1,7% en 2027-28.

Las medidas

Por el momento, el Reino Unido es la única economía del Grupo de los Siete que aún no ha recuperado el tamaño que poseía antes de la pandemia del coronavirus.

En un intento por acelerar el crecimiento, Hunt amplió el cuidado infantil gratuito a niños menores de dos años como una forma de lograr que más padres trabajen. Sin embargo, los activistas dijeron que los 4.000 millones de libras (US$ 4.800 millones) de financiación anual no cubrirían la demanda.

En los hogares donde todos los adultos trabajen, al menos, 16 horas semanales, la oferta de 30 horas de cuidado infantil subvencionado para niños de tres y cuatro años se extenderá, con el tiempo, a todos los niños mayores de 9 meses.

Otras medidas para aumentar el tamaño de la fuerza laboral incluyeron el fin de las sanciones para las personas que superan los umbrales en las contribuciones de pensión, lo que busca mantener a más personas mayores en sus trabajos, y cambios en el bienestar para alentar a las personas con discapacidades a trabajar.

La asignación anual libre de impuestos de las pensiones aumentará de 40.000  a 60.000 libras, y la asignación de por vida se abolirá por completo.

Los pronosticadores independientes de la OBR dijeron que era difícil juzgar el impacto de los intentos de Hunt de incorporar más trabajadores al mercado laboral.

Por otra parte, Hunt se resistió a la idea de imponer grandes recortes de impuestos para aliviar la carga fiscal más pesada sobre la economía desde la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, anunció un nuevo incentivo de tres años para la inversión empresarial que permitirá a las empresas compensar el 100% de sus gastos de capital con las ganancias.

Con un valor medio de 9.000 millones de libras al año, permitirá que cualquier inversión en equipos, plantas o maquinaria se deduzca total e inmediatamente de los beneficios imponibles. 

La OBR afirmó que el cambio no aliviará todo el dolor de las empresas, ya que un salto en la tasa del impuesto de sociedades, que subirá al 25% a partir de abril de 2023, representará la carga más pesada para las compañías desde que se introdujo el impuesto en 1965.

Además, se confirmó una mayor inversión en energía nuclear y se añadirá un total de 11.000 millones de libras a su presupuesto de Defensa durante los próximos cinco años, situándolo en casi el 2,25% del PIB para 2025. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés